Es el dueño de Fitogas

Dura condena para los asaltantes de Guerrero

Ingresaron a su casa armados y bajo amenazas se llevaron $31.500 y otros elementos de valor.
sábado, 24 de noviembre de 2012 00:00
sábado, 24 de noviembre de 2012 00:00

Los tres imputados por el violento asalto al dueño de Fitogas, Rodolfo Guerrero, fueron condenados a 7 años y 6 meses, y 6 años de prisión respectivamente.
La condena fue dictada en horas de la mañana de ayer en ámbitos de la Cámara Penal Nº3, luego de los alegatos del Ministerio Público, representado por Ruben Carrizo y las presentaciones de cada uno de los imputados.
Eduardo Ariel Reales, de 32 años, fue el que recibió una mayor pena por tener una causa de encubrimiento, además de la comisión del robo agravado por uso de arma y en poblado, la figura jurtídica que se les imputaba a los tres participantes del asalto.
A su vez, los condenados deberán efectuar el pago del monto de 24.500 pesos de forma solidaria, en concepto de un resarcimiento económico por daños materiales para el comerciante.
Los otros dos cómplices de Reales, Luis Alejo Soria de 20 años y Sergio Maximiliano Moyano, de 19. fueron también hallados culpables, pero en el caso de ellos se dispuso una condena de 6 años de prisión de cumplimiento efectivo por el tribunal de la Cámara, en donde en el transcurso de la semana tuvo lugar el debate oral y público.
Cabe destacar que el fiscal Carrizo en sus alegatos y considerando la violencia con la que los jóvenes llevaron a cabo el robo, en el que utilizaron armas de fuego y ataron a sus víctimas, despojándolas de sus pertenencias, había solicitado para Reales 8 años y 6 meses de reclusión y para los jóvenes que lo acompañaron en la noche de los hechos 7 años, respectivamente. Mientras tanto, Carrizo solicitó un resarcimiento económico de 50.000 pesos.

Armas y robo

Cabe recordar que el propietario de la empresa Fitogas, Rodolfo Guerrero, recibió la violenta visita de los maleantes el 23 de octubre del año pasado, cuando se encontraba tranquilamente en el fondo de su domicilio, ubicado en Santa Rosa, Valle Viejo, junto a unos amigos escuchando música.
Los tres jóvenes condenados, acompañados por una persona más, ingresaron a la casa de Guerrero y, apuntándoles con armas de fuego en todo momento, les quitaron todas las pertenencias que traían consigo.
Además, luego de atarlos y golpearlos, los delincuentes lo obligaron a decirles en donde tenía más dinero, lo que Guerrero no tuvo más remedio que hacer.
Es así que el comerciante llevó a los ladrones a su vehículo particular, donde guardaba una bolsa que contenía alrededor de 30.000 pesos.
Los sujetos, además, se llevaron del lugar equipos de música, entre los que se incluían bafles de sonido y otros elementos relacionados.
En el momento, los autores del hecho se manejaron de manera organizada, puesto que mientras unos observaban que las víctimas permanecieran quietas, los otros dos revisaban toda la casa de Guerrero, buscando y recogiendo objetos que consideraban de valor.
No conformes con el botín obtenido, los jóvenes se llevaron también el estéreo del automóvil y el teléfono celular del damnificado.

Comentarios

Otras Noticias