Se le incendió la casa y terminó con graves heridas

Había dejado una vela encendida a un santo por que su esposa está internada
sábado, 24 de noviembre de 2012 00:00
sábado, 24 de noviembre de 2012 00:00

Un hombre de 64 años terminó con quemaduras en el rostro luego de intentar sofocar un feroz incendio que se desató en el interior de su vivienda.
Remigio Delfín Romero se encontraba solo en una de las habitaciones de su casa, ubicada en la esquina de las calles Los Álamos y Las Margaritas, en el barrio 500 Viviendas. Su esposa se encuentra actualmente internada en un centro privado de salud y por ello el hombre había decidido prender una vela y orar por ella. Romero apoyó la vela sobre el marco de una ventana y luego de realizar sus oraciones la dejó encendida. Momentos después, se dispuso a ver televisión sin advertir que el viento había tirado la vela y se produjo el foco ígneo dentro del cuarto.
Desesperado, el hombre intentó en vano sofocar las llamas y según indicó posteriormente, un televisor le habría explotado, aunque no llegó a lesionarlo. El incendio se agravó y Romero salió a la calle a pedir a gritos el auxilio de los vecinos. Dos de ellos ingresaron por el fondo a intentar colaborar, pero en vista de que el fuego se tornaba imbatible llamaron a la policía.
De inmediato, efectivos de la comisaría Octava se hicieron presentes en el lugar y diligenciaron dos dotaciones de bomberos y ambulancias del SAME.
El personal de Bomberos comenzó su ardua tarea desde el frente y el patio de la casa, para lograr aplacar el fuego. Algunos vecinos debieron salir de sus casas hacia la calle debido a que el humo que emanaba del interior del domicilio era muy intenso.
De acuerdo con la estimación de los efectivos de Bomberos, las pérdidas materiales en la habitación fueron totales.
Por otra parte, Remigio Romero resultó con quemaduras de tipo “A” en su rostro luego de haber estado expuesto al incendio. Afortunadamente, éstas no revestían mayor gravedad y fue atendido dentro de la ambulancia del SAME, donde se le realizaron las curaciones primarias y luego se lo trasladó preventivamente hacia el hospital San Juan Bautista.
Por otra parte, los vecinos que acudieron en ayuda del damnificado también fueron revisados por otras unidades del servicio de urgencias, pero desde allí se informó que no sufrieron quemaduras ni comprometieron sus vías respiratorias.
Las actuaciones en el lugar quedaron a cargo de los sumariantes de la Unidad Judicial Nº 8.

Comentarios

Otras Noticias