Narcotráfico en Catamarca

Indagaron a Tello y ordenaron la inmediata detención de Alanís

El único imputado hasta el momento indicó que fue engañado y nunca supo que lo que llevaba eran los 90 kg de marihuana.
miércoles, 28 de noviembre de 2012 00:00
miércoles, 28 de noviembre de 2012 00:00

Pablo Tello, quien fue detenido el pasado 16 de noviembre mientras trasladaba en su auto 90 kilos de marihuana, fue indagado ayer por la Justicia Federal y se desvinculó del hecho. A su vez, señaló que fue Ariel Alanís quien lo contrató para realizar el viaje, tras lo cual se emanó una orden de detención en su contra.
Durante un lapso superior a las dos horas, el imputado relató los pormenores de su viaje ante el juez federal Ricardo Moreno. Acorde con lo que había trascendido, Tello relató que desconocía que llevaba un cargamento de droga y sostuvo que fue hasta la provincia de Corrientes engañado.
Víctor Pinto, su abogado defensor, dialogó con los medios a la salida del procedimiento y resaltó que Tello contó con lujo de detalles todo lo sucedido: “El señor Tello se encargó de contar cómo fue el viaje, quién lo organizó y a cambio de qué fue. También señaló lugares y circunstancias que son verificables rápidamente mediante oficios y comunicaciones interjurisdiccionales se pueden comprobar”.
Por otra parte, Pinto resaltó que su defendido nunca desconfió de Alanís, que habría sido quien lo contrató junto a su auto para realizar un viaje hasta la provincia de Santiago del Estero a buscar un caballo, pero una vez allí le ofreció 10 mil pesos extra para continuar la marcha hacia Corrientes, donde le cargaron las drogas sin que lo notara.
“Lo habían apalabrado para ir a Santiago del Estero por unos caballos, al punto que va con una remera y unos pantalones cortos, era todo lo que llevaba, y terminó yendo a Corrientes con la misma vestimenta”, señaló el letrado, que además añadió que Tello “alega ser ajeno al hecho y para ello brinda una serie de circunstancias que lo desvinculan de haber puesto la droga en el propio auto. Éstas son verificables a nivel oficial, el pago de una multa, un peaje, y registros del auto avalan sus dichos.”
Imputado por tráfico y comercialización de drogas, Tello detalló otras cuestiones menores, como que el automóvil era el fruto de una indemnización recibida.

Investigación

Las declaraciones de Pablo Tello encendieron las alertas de la Justicia Federal y de inmediato comenzaron a moverse los oficios. Es que el hombre manifestó que con el pretexto de que no le roben el vehículo, lo guardaron en un domicilio de amigos de Alanís, quien había viajado con él en todo momento. Allí habría sido donde le cargaron los 90 kilos de marihuana sin que él lo advirtiera.
A causa de la indagatoria se libraron dos órdenes de detención, entre ellas la del propio Ariel Alanís, quien de acuerdo con lo ocurrido en las manifestaciones en su contra que tuvieron lugar en El Pajonal, ya no viviría en su domicilio de siempre.
En el mismo sentido, Pinto señaló que tiene entendido que el tribunal llamaría a prestar declaración oral a las personas que Tello cita en su declaración.
Según fuentes extraoficiales, Alanís estaría pensando en presentarse espontáneamente ante la Justicia en el transcurso de esta jornada.

Castillo y la polémica

Consultado sobre las declaraciones del senador nacional Oscar Castillo, el letrado hizo hincapié en que el acusado no hizo “ninguna referencia de cuestiones políticas ni que involucren a ningún funcionario ni jefe de policía ni nada. Eso que quede claro, porque en ningún momento el señor Tello ha levantado ni siquiera sospecha sobre ellos, simplemente se limitó a mencionar a las personas con las que tuvo trato”.
Cabe recordar que Castillo causó revuelo al relacionar al ministro de Gobierno, Francisco Gordillo, de tener a Alanís como puntero político, a la vez que señaló que uno de los prófugos era cuñado del jefe de Policía, Juan José Palomeque.
Los funcionarios denunciaron al senador para que presente pruebas sobre sus dichos, a la vez que hasta el fiscal federal Santos Reynoso solicitó que Castillo sea citado a declarar. Sin embargo, por los fueros que posee, el legislador tiene la opción de presentarse voluntariamente o bien puede declarar por escrito a través de un oficio.

Los “cachivaches”

Según el abogado Pinto, a Tello lo indagaron irregularmente al llegar al Servicio Penitenciario. Tres personas, de las cuales una estaría identificada, lo hicieron declarar y uno de ellos dijo ser “brazo derecho del director” y que era por “orden de arriba”. Señaló además el letrado que el imputado tiene escasa instrucción y no pudo ver lo que supuestamente declaró. Hablando en la jerga de los internos, le habrían dicho al detenido que necesitaban conocer detalles ya que así no lo colocarían con los “cachivaches”, haciendo referencia a los reclusos de poca monta.
Por disposición de la Nación, el único lugar donde pueden estar alojados los presos federales es en el Penitenciario, ya que se encuentra prohibido mantenerlos en comisarías. De ahí que todos los detenidos relacionados a causas federales se encuentren en un pabellón especial.

Comentarios

Otras Noticias