Mató a un guardiacárcel y terminó suicidándose

Se pegó un tiro en el baño de la casa donde asesinó a Héctor Torres y tuvo a su familia de rehén.
miércoles, 28 de noviembre de 2012 00:00
miércoles, 28 de noviembre de 2012 00:00

 

El ex convicto que este martes asesinó de un tiro a un agente penitenciario y luego tomó de rehén a la familia de la víctima en la localidad bonaerense de Lisandro Olmos, murió durante la madrugada de este miércoles tras dispararse en la cabeza.

Miguel Domínguez, quien estaba con libertad condicional desde hacía siete meses, falleció en el hospital de Melchor Romero tras permanecer en mal estado, luego de haberse pegado un tiro en el baño de la casa donde mató al efectivo policial y mantuvo a su familia de rehén.

El hecho ocurrió en la noche del martes en una casa ubicada en la esquina de las calles 52 y 196, donde Domínguez discutió con su propietario, Héctor Williams Torres, a quien le disparó en el rostro y le causó la muerte.
La víctima era un agente del Servicio Penitenciario Bonaerense que prestaba servicio en la Unidad Penal 26 de Olmos. La policía, alertada por vecinos del barrio, rodeó la manzana evitando la fuga del agresor, quien tomó cautivas a tres mujeres, una de ellas embarazada, y una nena de 3 años, familiares del guardiacárcel.

Un mediador del Grupo Halcón, luego de más de tres horas de conversaciones, logró que el ex convicto liberara a las víctimas.

Domínguez se encerró en el baño y, antes de ser apresado, se disparó un tiro en la cabeza, por lo que fue llevado al hospital de Melchor Romero en grave estado, donde murió en horas de la madrugada.

"Ingresó, discutió, lo asesinó, tomó los rehenes y decidió quitarse la vida", indicó el ministro de Justicia bonaerense Ricardo Casal, quien se hizo presente en el lugar del hecho.

El caso es investigado por el fiscal Marcelo Martini.
 

Comentarios

Otras Noticias