Catamarqueña sospechada de un abuso

“Si no me hacés el amor, te matamos”

jueves, 29 de noviembre de 2012 00:00
jueves, 29 de noviembre de 2012 00:00

Un insólito caso de abuso sexual se registró en la localidad de Frías, en la vecina provincia de Santiago del Estero, involucrando según las primeras pesquisas de los investigadores de manera directa a una mujer oriunda de la localidad catamarqueña de Tapso y a sus dos hijas.
La mujer de 33 años fue detenida por efectivos santiagueños y alojada en la comisaría Nº2 del Menor y la Mujer, dado que habría protagonizado un extraño caso de abuso sexual con un joven de 19 años como víctima. Según la información a la que accedieron fuentes periodísticas del diario El Liberal de Santiago del Estero, el joven presuntamente abusado fue amenazado, asfixiado y desmayado por sus victimarias mientras le exigían que mantuviera relaciones sexuales con la mujer de 33 años.
De acuerdo con lo que se desprende la investigación que impulsa la Unidad Fiscal de Frías, el hecho dataría en realidad de principios de noviembre; una vez puestos sobre conocimiento los investigadores, la fiscal Gabriela Núñez de Chable solicitó al Juzgado de Control de Garantías la detención de la principal sospechosa, hecho que se concretó el pasado martes.

El hecho
Según las publicaciones periodísticas citadas, antes de perpetrarse el abuso la mujer de 33 años y sus dos hijas de 16 y 17 secuestraron al joven cuando pasaba por el frente del domicilio de las acusadas. Allí lo hicieron ingresar por la fuerza para luego conducirlo a una habitación y acostarlo en una cama; las menores sujetaban al muchacho por los brazos mientras la mujer mayor le exigía que mantuviera relaciones sexuales con ella.
Aparentemente, el joven se negó rotundamente a tener relaciones con la mujer y por esta razón ella se subió encima del pecho del joven, se sacó la remera y lo obligó a besarle los senos insistiendo todavía en tener relaciones. El joven no cedió ante esta actitud de la mujer; en ese momento comenzaron las amenazas y la fuerza física que finalizaría con un desmayo del muchacho.
Ante la negativa rotunda del joven a someterse a los bajos instintos de su principal victimaria, ésta empezó a apretarle la garganta con la manos mientra le advertía “si no me hacés el amor, te mato”. La situación llegó a tal extremo que el joven se desmayó como consecuencia de la asfixia.
Al ver que éste se encontraba sin conocimiento y ya había transcurrido aproximadamente una hora, al parecer las mujeres –desesperadas- solicitaron ayuda a un vecino. El hombre habría asistido al joven y lo trasladó hasta el hospital zonal de Frías, donde ingresó al borde de un estado de coma, situación de la que finalmente logró salir. En consecuencia, el médico de policía le otorgó veinte días de curaciones y, al momento de la revisión, habría advertido las marcas en el cuello.
La fiscalía solicitará pericias psicológicas y psiquiátricas para la mujer tapseña, como parte del desarrollo del proceso, al igual que para el joven acosado.
A la mujer se le imputa el delito de “abuso sexual simple, lesiones y privación ilegítima de la libertad”.

Comentarios