Andalgalá

Juez denuncia al hermano del docente suicida

miércoles, 12 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 12 de diciembre de 2012 00:00

El pasado 6 de diciembre el juez de Control de Garantías de Andalgalá, Rodolfo Cecenarro, radicó una denuncia por lesiones leves y amenazas en contra de Rodolfo Aníbal Maidana, hermano del docente andalga-lense que se quitó la vida luego de que en un medio local se deslizara su nombre en relación con los casos de pedofilia que se registraron en esa localidad.
Según lo que se expresa en la denuncia del juez, el jueves pasado en horas del mediodía se encontraba conversando con su primo hermano en calle Belgrano, a metros de Pérez de Zurita (plaza principal). Su primo estaba parado y apoyado en la puerta de su vehículo, cuando un vehículo conducido por Maidana se acercó hasta su persona con evidentes intenciones de atropellarlo.
Sergio Cecenarro, según relata la denuncia, acercó su cuerpo al auto del juez para evitar que el auto hiciera contacto con él, lo que no pudo evitar puesto que el coche alcanzó a embestirlo a la altura de la cadera y glúteos.
Ambos pudieron identificar al conductor del vehículo, indicando que se trataba de Rodolfo Aníbal Maidana, y posteriormente, al ser revisado en el Hospital de Andalgalá, se constató que el denunciante había padecido lesiones menores a causa del mencionado choque.
Según consta en la denuncia, el juez Cecenarro siguió por la misma calle y a metros de cruzar la calle Mercado vio el mismo auto Peugeot de Maidana que frenó bruscamente, obstruyendo de manera transversal la calzada, lo que lo obligó a frenar de golpe.
En ese momento, el denunciado se habría bajado del vehículo e ingresado la mitad del cuerpo por la ventanilla para extraer de adentro un arma de fuego.
A este ademán Cecenarro respondió tocando la bocina y pidiéndole que se retirara para después seguir su camino.
Por otra parte, en la misma denuncia, el magistrado deja constancia de otras agresiones de las que él y su familia fueron víctimas en otras oportunidades de parte del mismo agresor. En una de ellas, éste habría escupido a los pies del hijo de Cecenarro y le habría pateado la silla de manera desafiante, profiriendo amenazas en contra de su persona, lo que también fue atestiguado por la esposa del juez, Gabriela Pepa.
En vista de los hechos denunciados, la fiscal subrrogante, defensora General Cecilia Ontiveros, dictó medidas restrictivas a Rodolfo Maidana, familia y terceros allegados, dados los reiterados hechos formalmente denunciados en contra del juez y de su familia.
 

Comentarios