Murió el niño tinogasteño y se descartó que haya sido violado

El menor habría caído del cerro. Tenía un hematoma intracraneano.
miércoles, 12 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 12 de diciembre de 2012 00:00

El niño de diez años oriundo de Tinogasta que había entrado en coma al Hospital de Niños con graves lesiones y una sospecha de abuso sexual, finalmente falleció ayer por la mañana dado su grave estado. La pareja de su abuela, un joven que se encontraba junto a él en sus últimos momentos, fue indagado y negó haberlo ultrajado, aduciendo que se cayó desde la montaña, y estaría próximo a recuperar su libertad.
La noticia del fallecimiento del menor causó gran conmoción en la sociedad por las características del episodio, especialmente por la situación a la que se sospechó que el niño era sometido.
El Esquiú.com mantuvo diálogo con Elvira Marafini, la directora del hospital de Niños Eva Perón. “Lamentablemente el chiquito falleció hoy a la mañana, como es de público conocimiento entró la semana pasada derivado de Tinogasta. Llegó cerca de las 3 de la mañana en estado de coma, con lo cual automáticamente entró en respirador. Su cuadro era grave, en un principio se pensó que podía padecer leucemia por la cantidad de hematomas que tenía en el cuerpo, de distinta data. Por el estado de coma se diagnosticó que tenía un compromiso cerebral intracraneano. Se hizo la tomografía y se confirmó su hemorragia cerebral”. “Había que descomprimir el hematoma cerebral pero no se pudo practicar la cirugía correspondiente por su estado de plaquetas”, indicó Marafini. Se descartó primero la leucemia y con el examen físico se comenzó a sospechar de maltratos y abuso sexual, por lo cual se realizó la denuncia.
Más tarde, se diagnosticó que el pequeño tenía un cuadro de brucelosis, que fue confirmado con los distintos exámenes realizados. La brucelosis es un conjunto de enfermedades causadas por una bacteria. Suele darse por contacto con fluidos provenientes de algún animal infectado o debido al consumo de productos lácteos elaborados con leche cruda de animal infectado.
El niño se mantuvo en esa situación a lo largo de los días, sin presentar mejoría y finalmente por su hematoma entró en muerte cerebral, dejando de existir ayer por la mañana.

Sospechas y muerte

El abuelastro del pequeño fue arrestado desde un principio, sospechado de haber causado su muerte como fruto de una salvaje violación. El lunes por la noche, la fiscal de la circunscripción, Silvia Álvarez, lo indagó.
En su relato, señalo que estaba con el niño en medio de los cerros, pero que se separaron cuando fue a buscar unas ovejas a unos dos kilómetros de distancia. Al regresar, encontró al pequeño tirado montaña abajo, con su cuerpo lleno de hormigas, por lo que lo llevó a caballo hasta el pueblo. El menor vivía con su abuela y su joven pareja, ya que sus padres estaban separados.

Autopsia

La autopsia ordenada por el fiscal criminal Roberto Mazzucco corroboró que no hubo abuso sexual, sino que la muerte fue causada por un hematoma intracraneano que el pequeño presentaba. A causa de su brucelosis, cualquier golpe le generaba una hemorragia mayor a la que sufre una persona en normales condiciones. También se pudo precisar que la génesis del traumatismo no fue causada por elemento contundente sino que podría haber sido una caída. En cuanto al abuso sexual, debido a la gravedad que revestía no se podía mover al menor de manera de revisar claramente su zona baja, lo cual fue posible luego a través de la autopsia, donde se confirmó que no existió acceso.

Comentarios

Otras Noticias