Tinogasta: defensor asegura que hubo negligencia de autoridades

En el caso del niño de 10 años fallecido el pasado lunes
miércoles, 12 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 12 de diciembre de 2012 00:00

El polémico caso del niño tinogasteño de tan sólo diez años que falleció el pasado lunes como consecuencia de un hematoma intracraneal -tal como adelantó El Esquiú.com, la autopsia reveló que el niño no había sido sometido a violaciones ni vejámenes- abrió las puertas para investigar el accionar de las autoridades locales que fue como mínimo “negligente”, según las palabras del defensor del único imputado en la causa.
En comunicación con El Esquiú.com, el abogado defensor de Argelino Reales (25), Nery Ernesto Olmos, dio detalles pormenorizados de la situación que debió afrontar su defendido cuando encontró al niño de diez años tirado, posiblemente ya en un estado comatoso.
Olmos explicó que en un primer momento, cuando Reales encontró al nieto de su concubina, intentó comunicarse con los números de emergencia para pedir ayuda ya que el chico no respondía a ninguna clase de estímulos. Sin embargo, tanto desde el número de emergencias como desde la línea telefónica de la policía obtuvo respuestas negativas, vacilaciones e incluso agresiones.
A tal punto fue la falta de respuesta de las autoridades que se encargan de tomar pedidos de ayuda y emergencias, que Reales llegó a llamar a una división de Bomberos de la vecina provincia de Córdoba. Desde allí le comunicaron que tenían el personal y la voluntad de asistirlo, pero sencillamente no sabían dónde quedaba el lugar donde se encontraba él con el niño inconciente.
Según Olmos, el muchacho debió resignarse ante las negativas de las autoridades y tomó la decisión de trasladar a lomo de caballo al niño hasta el nosocomio más cercano. El joven debió recorrer, según estimó el letrado, más de 25 kilómetros, que normalmente se hace en más de cuatro horas, a puro trote en el lapso de hora y media para poder ser auxiliado.

Médicos

Con respecto a las publicaciones de medios de prensa que daban por cierto que el niño había sido víctima de aberrantes abusos y ultrajes, el abogado Olmos explicó que todas las publicaciones se derivan inevitablemente de “un mal accionar de los médicos que lo trataron”.
El letrado cuestionó enfáticamente el diagnóstico realizado en primera instancia por los médicos que atendieron al niño en el Hospital de Niños Eva Perón. El informe médico emitido por el nosocomio explicaba, además de las características del cuadro por el que el niño murió finalmente, que también había indicios de accesos y abusos “de reciente o larga data”, lo cual a entender del letrado configura una flagrante contradicción. Según se pudo conocer, el examen realizado por el médico en particular que atendió al niño debió limitarse a revisiones superficiales ya que la condición general del niño no admitía supervisiones de mayor profundidad.
En este sentido, fuentes consultadas por este medio explicaron que en casos de análisis que se limitan a revisiones superficiales la medida protocolar de mayor prudencia sería no dar por cierto diagnósticos de alarma sobre posibles casos de abusos sin haber podido confirmar las hipótesis por otros medios.

Rectificación

Por el momento, Argelino Reales continuará detenido hasta que el juez de Garantías en turno analice su situación y se concrete la audiencia de control de detención. El abogado Nery Olmos, por su parte, explicó que “corresponde que se haga una rectificación para limpiar los nombres de Reales y del niño fallecido; ambos han sido perjudicados socialmente, de uno se dijo que es un violador y del niño otras tantas barbaridades, una rectificación es lo que corresponde”.

Comentarios

Otras Noticias