Caso Marita Verón

Los jueces adujeron falta de pruebas para absolver

Admitieron que fue "una decisión difícil, pero obligada" por la inconsistencia de las evidencias.
miércoles, 19 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 19 de diciembre de 2012 00:00

Los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano leyeron los fundamentos del fallo que la semana pasada absolvió a los 13 acusados por la desaparición de Marita Verón.

En su sentencia, los magistrados criticaron la actuación de los comisarios Miguel Ángel Sánchez y Jorge Tobar, quienes actuaron en las primeras etapas de la investigación.

De igual forma, también sostuvieron que en contra de los 13 acusados sólo había testimonios, pero no pruebas que pudieran comprometerlos.

En otro pasaje de la lectura de las 600 fojas, se indicó que tampoco existen pruebas científicas consistentes que señalen sobre la presencia de "Marita" Verón en la provincia de La Rioja.

Respecto de la situación de Rubén Alé, polémico dirigente futbolístico y dueño de la remisería Cinco Estrellas, que dirigó junto a dos de sus ex parejas e imputadas en el caso, señalaron que nunca fue citado a declarar en la causa "ni como testigo ni como imputado" y remarcaron que tampoco la querella lo pidió "en el juicio como testigo.

Testimonios contrapuestos

El juez Piedrabuena comentó que “la única prueba ha sido la de testigos, es decir, las jóvenes que estuvieron en alguno de los tres locales de La Rioja, que afirmaron haber estado en contacto, limitadamente con la persona que dicen reconocer en material fotográfico".

En la lectura, el magistrado repasó decenas de testimonios de testigos que se contraponían de manera marcada; entre los ejemplos, Piedrabuena contó: “Se presentó el dilema de dos testigos con relatos divergentes en fechas coincidentes, que al mismo tiempo, en mayo de 2002, estaban con María de los Ángeles: una en Tucumán y otra en La Rioja”.

“En todos los casos, las declaraciones muestran un aislamiento total con otras pruebas. No hay forma de corroborar estos testimonios y no encuentran sostén, ni siquiera en los testimonios con los que colisionan”, resumió el juez.

El cuadro probatorio expuesto condujo al tribunal a la incertidumbre sobre la presencia de María de los Ángeles en La Rioja. Y admitió que la absolución de los 13 imputados fue "una decisión difícil pero obligada".
 

Comentarios