María Cash: no descartan que haya caído en una red de trata

'Todo puede ser posible: desde estar muerta hasta haber sido secuestrada', dijo el padre.
sábado, 22 de diciembre de 2012 00:00
sábado, 22 de diciembre de 2012 00:00

El padre de María Cash, la joven desaparecida el 8 de julio del año pasado, no descartó este sábado que su hija haya sido víctima de una red de trata de personas o secuestrada, ya sea en la Argentina o en el exterior.

El hombre sostuvo en declaraciones a minutouno.com que no descartan nada, pero aclaró que la familia sólo se basa "en los datos que puedan aportar personas que, de buena fe, afirman haberla visto".

"Todo es posible: desde que esté muerta hasta haber caído en una red de trata o mantenida secuestrada. También que haya salido del país, a lo mejor por voluntad propia al estar perdida mentalemente", precisó Federico Cash.

El hombre remarcó que al no haberse realizado una investigación relacionada con las huellas digitales de su hija también existe la posibilidad que haya entrado "en una morgue como NN y la usaron los estudiantes de medicina".

"Esperemos que ahora con la ley para errradicar la trata de personas se pueda investigar más a fondo esos casos", agregó.

Respecto a los datos que pueden aportar personas que dicen haberla visto, el padre de María Cash indicó que "siempre hay algo, pero nada relevante".

Asimismo, señaló que la investigación la lleva a cabo "Gendarmería Nacional desde hace un año" y ante algún dato concreto que aparezca él se lo comunica a esa fuerza de seguridad.

Además, lamentó que cuando la vieron concretamente entre el 8 y el 12 de julio de 2011, no la hayan retenido en el peaje y cuestionó que en el peaje salteño "Cabeza de Buey", de la Ruta Nacional 934 en dirección a Tucumán, "no haya cámaras de seguridad".

Por último, cuestionó que le hayan cambiado el abogado, ya que el anterior estuvo alrededor de siete meses leyendo la causa para "ponerse al día" y ahora debe empezar de cero nuevamente con otro letrado.

María Cash, de 29 años, partió el 4 de julio de 2011 desde la terminal de Retiro hacia Jujuy, pero varios kilómetros antes, en la ciudad de Rosario de la Frontera, decidió descender del micro porque, según le dijo a su familia, se sentía "incómoda".

Cuatro días después, el 8 de julio, mantuvo el último contacto, vía correo electrónico, con sus padres y desde ese momento la joven diseñadora textil permanece desaparecida.

Si bien algunas personas dijeron haberla visto en diferentes zonas de provincias del norte argentino e incluso en la ciudad de Buenos Aires, su paradero sigue siendo un misterio.

Comentarios

Otras Noticias