Andalgalá

Violentos asaltos realizados por menores

viernes, 07 de diciembre de 2012 00:00
viernes, 07 de diciembre de 2012 00:00

En la madrugada de la víspera se perpetraron dos hechos de robos en el departamento Andalgalá. Uno en una estación de servicio del ingreso a la ciudad, de propiedad de Jorge Jais. El operario del surtidor fue amenazado por jóvenes, uno de los cuales lo agredió con una botella rota, produciéndose un forcejeo. La idea era la de apoderarse de la recaudación. El empleado, Marcos Herrera, no tuvo opción a resistirse porque tres jóvenes lo tomaron desde atrás y le lastimaron el cuello, llevándose una suma de dinero que se estima podría ser de 2000 pesos. El operario fue atendido en el hospital de Andalgalá.
Minutos más tarde, ya en el barrio Capillanía, ubicado unas quince cuadras al sur de la plaza principal, un octogenario sintió muchos ruidos en su cocina por lo que se levantó pensando que eran sus hijos.
Benito Perea (79), padre de un conocido empresario de la construcción, vio in fraganti cuando un joven revolvía todo en busca posiblemente de dinero, quien al verse descubierto le pegó una trompada en el ojo. No conforme con eso, con un cuchillo de cocina le tiró al pecho, pero Perea pudo esquivar el puntazo. La policía que estaba en la zona buscando al ladrón de la estación de servicio concurrió al domicilio y los jóvenes ladrones se dieron a la fuga dejando garrafa, radiograbador y plancha en la casa de un vecino. Los relatos del anciano dicen que el joven no estaba en su sano juicio, posiblemente por los efectos de droga.
El caso estaría también relacionado con tres robos que utilizando el mismo mecanismo se perpetraron en dos vehículos. Uno de ellos pertenece al empresario Alberto Oller, propietario de la confitería Aconquija, en la plaza de Andalgalá, a quien le rompieron vidrios de su camioneta tipo Trafic y le llevaron un gato de rueda y el equipo de audio. Luego los malvivientes rompieron y robaron también en el vehículo de Luis Castro. Por otra parte, el fin de semana ladrones desvalijaron un taller metalúrgico de Huachaschi, llevándose muchas herramientas.
En todos los casos hay sospechosos pero ningún detenido en las causas que investiga la Fiscalía de Instrucción, que está a cargo de Cecilia Ontiveros, defensora general que subrroga a la fiscal Marta Nieva, quien se encuentra de licencia.
El concejal Gustavo Álvarez (FpV) se contactó con el ministro Gordillo y por su intermedio con el jefe de Seguridad de la provincia, Juan Pablo Morales, quien de inmediato designó una comisión policial de técnicos de la Policía Científica de la Provincia y refuerzos para que colaboren en la investigación de lo que está ocurriendo en Andalgalá.
Hasta el cierre de esta edición no había ningún detenido, por lo que muchos vecinos se expresaron en las radios locales acerca de esta situación, que les genera temor, especialmente por la violencia con la que son cometidos los hechos delictivos.

Comentarios

Otras Noticias