Al banquillo por robar y violar a una mujer septuagenaria

Entró a robar en un domicilio y tras el atraco perpetró el aberrante abuso
domingo, 09 de diciembre de 2012 00:00
domingo, 09 de diciembre de 2012 00:00

Un muchacho de solamente 20 años será enjuiciado por un robo seguido de un abuso perpetrados en julio pasado en perjuicio de una mujer septuagenaria.
El fiscal de la Unidad de Delitos Criminales, Víctor Figueroa, dio por terminada la investigación abierta en los primeros días de julio pasado para esclarecer el aberrate hecho que se le imputa al joven de apellido Vera y ya se elevó la requisitoria fiscal de elevación a juicio.

Los dos hechos

De acuerdo con la información que se pudo conocer de fuentes policiales y judiciales en aquel momento, el acusado de apellido Vera aprovechó la caída de la noche para escalar una tapia hasta el techo de la vivienda, donde perpetraría los dos hechos que se le imputan. Tras el escalamiento, bajó a un patio interno para luego ingresar a la casa propiamente dicha usando una ventana de mampara como puerta de entrada.
Una vez adentro, sorprendió a la dueña del domicilio en el comedor de su casa, la amenazó con un cuchillo de cocina y luego le propinó un golpe que le dejaría un importante corte en la cara.
Tras este ataque, el ladrón lleva a su víctima a una habitación de la casa y allí la amenazó con el cuchillo nuevamente para que le entregara una suma de dinero que, aparentemente, el ladrón ya sabía que podría encontrar allí.
Amedrentada, la mujer abrió la puerta de su ropero para sacar un saco en el que tenía 2.000 pesos que le dio al ladrón.
Lo abominable del caso empieza aquí ya que el delincuente, no satisfecho con haber conseguido el dinero que estaba buscando, volvió a amedrentar a la mujer pero esta vez con otras intenciones.
El ladrón, devenido en abusador, maniató a su víctima con algunos ropajes que encontró en la habitación para luego desnudarla y ultrajarla gravemente en reiteradas ocasiones.
Tras haber perpetrado estos dos hechos, escapó del lugar, pero fue detenido tiempo después por efectivos de seguridad y puesto a disposición de la Justicia.

Carátula y juicio

Tras los trámites correspondientes, el joven quedó firmemente detenido e imputado bajo la carátula de robo doblemente calificado por el uso de armas y por escalamiento, y abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas en calidad de autor.
Bajo esta acusación, deberá comparecer ante los jueces de la Cámara Penal Nº1 -teniendo en cuenta la fecha de los dos hechos - y responder ante un tribunal colegiado.
Cabe destacar que teniendo en cuenta ambos hechos, Vera podría llegar a enfrentar penas de entre cinco y quince años por el robo, y de ocho a veinte años por el abuso sexual.
 

Dos hechos

El delincuente está imputado por dos hechos que acaecieron en el mismo lugar de manera continuada. Por un lado, un robo doblemente calificado por el uso de armas y por escalamiento; por otro lado, un abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas.

Comentarios

Otras Noticias