Un bebé de un año recibió un disparo hecho por su tío

El joven le sacó el arma a su padre y se dio un tiro en el pecho, cuya salida impactó en el pequeño.
martes, 1 de enero de 2013 00:00
martes, 1 de enero de 2013 00:00

Un dramático episodio acontecido en el sur de la ciudad terminó con un bebé de 1 año y tres meses y un joven de 19 hospitalizados luego de recibir un disparo realizado con un arma de fuego reglamentaria.
Aproximadamente a la 1.15 de la madrugada, luego de los festejos de fin de año, un llamado telefónico alertó al personal del Comando Radioeléctrico de que dos personas habían recibido impactos de bala en la Manzana F, Lote 7 del barrio Juan Domingo Perón, luego de una confusa situación.
En el lugar se hicieron presentes los efectivos de la Comisaría Novena se hicieron presentes en el lugar, donde constataron que un joven de apellido Carrizo, de 19 años, presentaba una herida a la altura del pecho, mientras que el menor presentaba otra a la altura del abdomen. De inmediato se dispuso el traslado de ambos al hospital San Juan Bautista y hospital de Niños Eva Perón, donde aún permanecen alojados. Carrizo fue llevado en una ambulancia del SAME, mientras que el pequeño fue trasladado en un automóvil particular.
El caso fue puesto en conocimiento del fiscal en feria Víctor Figueroa, quien impartió las directivas a seguir por el sangriento hecho. Un grupo de peritos arribó al domicilio y realizaron diversos trabajos para esclarecer la situación en la que resultaron heridas las dos personas.
Aparentemente, luego de una discusión previa por cuestiones de índole familiar que no fueron reveladas, el joven habría sacado el arma reglamentaria de su padre, quien se desempeña como oficial de policía. Luego de dirigirse a una de las habitaciones, se sentó en la punta de la cama y se apuntó la pistola al pecho, efectuando un disparo.
La situación se tornó más dramática, ya que la bala salió por la espalda de Carrizo e impactó en el abdomen a su sobrino de apenas 1 año y 3 meses de vida, quien momentos antes había sido acostado en aquella cama por sus padres.
Los investigadores recabaron testimonios en el lugar y fueron descartando las distintas versiones aportadas hasta llegar a las conclusiones relatadas anteriormente. En un principio, también se había barajado la posibilidad de que haya sido el padre quien le disparó a su hijo, pero los exámenes de guante de parafina dieron negativo para el policía, pero positivo para Carrizo, por lo que se confirmó que fue él mismo quien intentó lesionarse.

Coma farmacológico

Por otra parte, el pequeño fue inducido al coma farmacológico e intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Niños durante un lapso de tres horas. Según se informó, el bebé tiene comprometida su zona hepática y uno de sus pulmones. Sin embargo, se esperaba una favorable evolución. Debido al profuso sangrado de ambos luego del balazo, los facultativos solicitaron la presencia de donantes sanguíneos en el nosocomio.
En cuanto al joven Carrizo, al cierre de esta edición se programaba una cirugía exploratoria para revisar si tenía comprometido algún órgano vital, aunque se estima que su vida no corría serio peligro.

Bautista

El último hecho similar se produjo a fines de septiembre de 2012, cuando el menor Bautista Pinto recibió un tiro accidental a manos de su tío Juan Carlos Encina, quien manipulaba el arma.

Comentarios

Otras Noticias