Un hombre mató a un ladrón y liberó a un joven secuestrado en Ramos Mejía

El "justiciero" escapó al igual que un cómplice del ladrón.
miércoles, 16 de enero de 2013 00:00
miércoles, 16 de enero de 2013 00:00

Un delincuente murió al ser baleado por un hombre al que intentó asaltar, mientras mantenía secuestrado, junto a un cómplice, a un joven dentro de su propio auto, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

Tanto el hombre que mató al asaltante como el cómplice del ladrón muerto escaparon, mientras que el rehén fue liberado sano y salvo, según informaron fuentes policiales.

El incidente se inició cuando dos jóvenes armados interceptaron a Sergio Brites, de 23 años, quien se movilizaba a bordo de un Ford Ka por la calle Mariano Moreno, entre Cavassa y Lisandro de la Torre, en jurisdicción de la localidad de Ciudadela.

Los delincuentes se introdujeron en el vehículo y "pasearon" a la víctima por las calles del barrio Ejército de los Andes, conocido como "Fuerte Apache", y por el barrio Carlos Gardel, en la zona de El Palomar.

Inmediatamente, decidieron conducir a la víctima hacia la casa de su abuela, a la que planeaban asaltar, de acuerdo con la información difundida por el diario Crónica.
Sin embargo, al comprobar que un grupo de personas se había reunido frente a la casa de la mujer, decidieron desistir del atraco.

Después de recorrer varias cuadras, al llegar a la esquina de Elsa O´Connor y Escalada, en Ramos Mejía, uno de los delincuentes decidió bajar del auto e intentó asaltar a un segundo hombre.

No obstante, ese hombre se resistió, sacó un arma calibre 9 milímetros y enfrentó al delincuente, al que le efectuó un tiro en la espalda, que terminó con su vida.

Al ver a su cómplice muerto, el otro asaltante escapó del lugar y tras realizar unos 200 metros en el Ford Ka, finalmente decidió abandonar en el lugar a Brites, sano y salvo.

La policía local comprobó posteriormente que el delincuente abatido se llamaba Mariano Alejandro Cajal, tenía 22 años y residía en la zona de José Ingenieros, y en su poder se encontró una pistola calibre 9 milímetros, un cargador y un celular que le había robado al joven al que mantuvieron secuestrado.

En el hecho tomó intervención el fiscal Jorge Yametti, de la Unidad Funcional Temática de Homicidios de La Matanza.

Comentarios

Otras Noticias