Hallan a un remisero colgado, empalado y castrado en Misiones

Tenía 23 años y estaba desaparecido desde el 24 de diciembre.
jueves, 03 de enero de 2013 00:00
jueves, 03 de enero de 2013 00:00

La Policía de la provincia de Misiones investiga el crimen de un remisero que apareció asesinado atado de un árbol, luego de ser sometido a torturas.

Se trata de Miguel Ángel Rojas, de 23 años, cuyo cuerpo apareció sin vida en la zona rural de Mado, 240 kilómetros al norte de Posadas, según publicó hoy el diario Clarín.

Rojas vivía en el pueblo Puerto Esperanza y fue visto con vida por última vez el lunes 24 de diciembre último, cuando le salió un aparente viaje con el auto.

Luego de cargar combustible, Rojas levantó a dos o tres personas que pidieron ser llevados a Mado, por donde lo hiciero ingresar por un camino de tierra camino al viejo puerto de la localidad.

Allí comenzó la torura para Rojas: lo maniataron con los cordones de sus zapatillas y le rompieron tres dientes.

Luego, el remisero fue desvestido y empalado. Posteriormente, le seccionaron los testículos y el pene y, por último, lo remataron de cuatro balazos.

Ese mismo día comenzó la búsqueda por parte de familiares y de la Policía. El auto fue hallado el viernes pasado gracias a los testimonios de los habitantes de una aldea guaraní. El cuerpo de Rojas estaba a solo 200 metros del auto.

Los investigadores se orientan hacia la hipótesis de un ajuste de cuentas por el narcotráfico, debido a que Puerto Esperanza es una zona denominada "caliente" del contrabando y el tráfico de drogas.

“Algunas personas nos dijeron que la víctima estaba vinculada al contrabando de cigarrillos desde Paraguay, pero sabemos que detrás de eso viene el narcotráfico, que es más redituable”, dijo uno de los investigadores a ese diario.

Comentarios

Otras Noticias