Se llevó a cabo en la ciudad de Recreo, en el departamento La Paz

Marcha del silencio por Eliana

La joven fue atropellada por una camioneta que se dio a la fuga. Sus familiares denuncian que la Justicia falló al investigar lo sucedido.
jueves, 31 de enero de 2013 00:00
jueves, 31 de enero de 2013 00:00

Familiares y amigos de Eliana Mabel Barrera marcharon en horas de la noche del miércoles en Recreo para pedir justicia y reclamar por la inacción judicial y policial en torno a su trágico deceso.
Un grupo de cerca de veinte personas marchó en silencio alrededor de la Plaza 25 de Mayo, ubicada en el centro de la cabecera departamental, y se detuvo frente al Juzgado de esa circunscripción, sin ser recibidos por ninguna autoridad.
Un hecho que llamó profundamente la atención de los pacíficos manifestantes fue la gran presencia policial que se apostó en Fiscalía, lugar por donde tuvo su paso la silenciosa protesta, ya que un numeroso grupo de uniformados de choque siguió cada uno de sus movimientos y, al inicio de la marcha, el jefe de la policía dialogó con las personas que encabezaban la movilización para solicitarles que se manejaran con prudencia y no produjeran desorden.

Atropello y fuga

Eliana, de tan sólo 25 años, iba manejando una motocicleta por la ruta 20 a la altura de Casa de Piedra cuando, según los testigos, una camioneta de color oscuro la atropelló para luego darse a la fuga.

Repercusión

Cabe destacar que tal y como publicara El Esquiú.com, la familia de Eliana, desde el momento de su muerte, el 29 de diciembre pasado, detectó graves irregularidades en la investigación que llevó a cabo la fiscal de la jurisdicción, Virginia Duarte Acosta, quien bajo la premisa de que estaban en Feria judicial no ofreció ninguna respuesta.
Además, consideran que el hecho no se investigó, ya que incluso en la escena del accidente se dejaron numerosas pruebas y ninguno de los testigos presenciales fue llamado a declarar para tratar de dar con el paradero del conductor desaprensivo que huyó del lugar luego del impacto, sin detenerse a comprobar siquiera si la persona que acababa de embestir se hallaba con vida.
La sensación de impunidad e injusticia embargó a sus familiares y amigos, que salieron a pedir que se haga algo de una vez por todas. A su vez, fuentes de El Esquiú.com informaron que luego de ser publicado por este medio el caso, la fiscal mencionada se contactó con la familia a través de allegados para informarles que los recibiría.

Comentarios

Otras Noticias