Camión se incendió y luego fue saqueado

Vecinos saquearon lo que pudieron rescatar del incendio de un camión en la ruta Nº34, cerca de Icaño.
lunes, 07 de enero de 2013 00:00
lunes, 07 de enero de 2013 00:00

Un camión que iba cargado de comestibles sufrió un desperfecto mecánico y se incendió cerca de las 0 del lunes. Se quemó la mitad de la mercadería, pero lo que se salvó del incendio, fue saqueado por personas que se acercaron hasta el lugar, para apropiarse de lo que pudieron.
Fuentes policiales indicaron que se trató de un camión Ford Cargo, con dominio GSV486, conducido por Miguel Ángel Gómez de 28 años.
El vehículo transportaba la carga en dirección sur-norte para la Empresa Gargano Logística, cuando en el horario mencionado tuvo que detenerse en cercanías de Icaño, en el Kilómetro 553 de la ruta Nº34.
El camionero, oriundo de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, fue testigo de cómo una falla en el sistema de frenos dio inicio a un incendio en el vehículo que conducía. Las llamas, que comenzaron en el motor, tomaron en pocos minutos parte del chasis del camión, afectando gran parte de los comestibles que transportaba.
Al registrarse el siniestro, Gómez dio inmediato aviso destacamento policial de Icaño, quienes a su vez solicitaron la colaboración a sus pares de la Seccional 42 de Colonia Dora.
Allí comenzó la batalla en contra del fuego que casi se hace con todo el cargamento, para lo que unieron sus fuerzas, no sólo los policías de los destacamentos mencionados, sino de vecinos aledaños a la zona, que tuvieron conocimiento de lo que había pasado.
Quienes terminaron de extinguir el foco ígneo fueron los Bomberos Voluntarios de Añatuya, por lo que las llamas fueron sofocadas, pero no antes de consumirse la mitad del cargamento.

Saqueo

Una vez que el fuego dejó de representar un peligro y en vistas de que el conductor del utilitario había sido transportado por las autoridades hacia el destacamento, para cumplir con los trámites correspondientes al suceso, los vecinos que se hallaban presentes en el lugar decidieron quedarse con la mercadería no que había sido devorada por las llamas, y comenzó a saquear los elementos que quedaron en el interior del vehículo, por lo que las pérdidas fueron totales para la empresa, a causa de las dos inesperadas circunstancias.

Comentarios