Lo aseguró el fiscal Correccional Mauricio Navarro Foressi

“La fiscalía está desbordada por la cantidad de accidentes y delitos”

Una familia pide Justicia porque perdió a su hermano y mamá en accidentes viales. FAVIATCa solicita celeridad en las causas.
miércoles, 27 de noviembre de 2013 00:00
miércoles, 27 de noviembre de 2013 00:00

El fiscal de la Unidad de Delitos Correccionales, Mauricio Navarro Foressi, fue consultado por El Esquiú.com sobre algunas causas derivadas de accidentes viales que aún no han tenido resolución y que carecen de imputados por el momento (ver cuadro Familia doblemente destrozada).
El letrado aseguró que este tipo de retrasos se deben nada más y nada menos que a la falta de los resultados de las pericias ordenadas tendientes a esclarecer cada una de las causas. “Hay una gran cantidad de hechos delictivos y accidentes y es por falta de recursos humanos y tecnológicos a la hora de efectuar las pericias necesarias”, explicó.
Consultado con respecto a causas puntuales en las que no ha habido imputación alguna, como en el caso de la funcionaria Natalia Dusso, Navarro Foressi aseguró que “no es por tratarse o no de Natalia Dusso que no hubo imputación, es por la falta de pericias. Hay causas que están esperando desde julio, pero demoras de este orden hacen que los procesos judiciales se paralicen en la instrucción.
“No tenemos la misma realidad que teníamos hace 5 años”, dijo asimismo el fiscal, agregando que en la actualidad “tenemos casi un muerto por accidente de tránsito por día. Estamos desbordados”.
Todo el proceso se enlentece si, además, la defensa propone peritos de parte”, manifestó además. “Escuché las declaraciones del procurador y es así. Pero el tema es que no hay presupuesto. Necesitamos muchos empleados más para manejar el caudal de causas que tenemos”, puntualizó.
“Por estos momentos es humanamente imposible llevar adelante esta cantidad de causas”, reafirmando lo que días atrás publicara El Esquiú.com con respecto a la queja de algunos fiscales y el desbordamiento que sufren algunas fiscalías de la provincia.

Soluciones

Asimismo, Navarro Foressi hizo hincapié en la necesaria y urgente búsqueda de soluciones a estos conflictos que afectan a toda la sociedad catamarqueña, y puso un ejemplo puntual, ya que el día de las elecciones “no se registró ni un solo accidente durante toda la jornada. Es porque ese día no se permitió la venta de bebidas alcohólicas. El alcohol y las drogas son los principales potenciadores de accidentes y hechos delictivos. Esto se nota con la llegada de cada fin de semana y el incremento de este tipo de lamentables hechos”, expresó. “Tiene que haber más controles”.

Familia doblemente destrozada

Las hermanas Fabiola, Judith y Sofía Solohaga han tenido que padecer una agonía interminable desde el 12 de octubre pasado, cuando a causa de un accidente vial, perdieran a su hermano, Abel Daniel y exactamente 40 días después de su deceso, su madre falleció por los mismos motivos, cuando viajaba en un ciclomotor Daelim de 50 cc. “No sabemos qué pasó, ni quiénes fueron los causantes de los accidentes que mataron a nuestra familia”, aseguraron las mujeres, expresando que su madre “aún no había podido sobreponerse a la muerte de nuestro hermano y estaba mal por eso cuando fue el accidente”.
Elisa Espinosa encontró la muerte al igual que su hijo, en un siniestro vial, un taxi Volkswagen Gol licencia 017, conducido por Fermín Álvarez, de 58 años, la embistió y luego de agonizar unas horas en el Hospital, perdió la vida. “Ninguno de los que mataron a mi mamá o a mi hermano se acercaron a pedirnos disculpas, nada”, lamentó una de las hermanas Solohaga, que en compañía de la abogada Natalia Páez dialogaron ayer con el fiscal de Delitos Correccionales, Javier Herrera, para interiorizarse de las causas. La respuesta que se les ofreció, es que por falta de pericias aún no se ha podido avanzar en ninguna de las dos investigaciones, pero se las invitó a regresar hoy para informarlas mejor sobre el tema.

FAVIATCA

Natalia Páez, la abogada de la asociación FAVIATCa (Familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito Catamarca), se presentó con las hermanas Solohaga para acompañarlas en su pedido de celeridad en las investigaciones de los accidentes que acabaron con gran parte de su familia en un período de 40 días.
La letrada explicó que junto a la asociación que representa, permanentemente se dan con este tipo de situaciones al momento de acercarse a los fiscales para interiorizarse sobre las causas, ya que la respuesta que se les repite es la misma: “La falta de recursos para realizar las pericias necesarias es una constante. Y aquí hablamos de familias enteras que se ven destrozadas por este flagelo” y que son nuevamente victimizadas al no obtener respuestas de la Justicia y las causas que investigan las muertes de sus seres queridos, quedan en la nada, causando una vez más, dolor y una gran sensación de injusticia.

Comentarios