Sangriento asesinato del dueño del bar “El León”, en Santa María

Piden 12 años de cárcel al hombre que mató al amante de su novia

El fiscal Gustavo Bergesio sostuvo la acusación de homicidio simple y pidió que las lesiones sean agravadas por violencia de género.
martes, 10 de diciembre de 2013 00:00
martes, 10 de diciembre de 2013 00:00

Una pena de 12 años de prisión es la que el Fiscal Gustavo Bergesio solicitó para Gustavo Federico Sánchez, acusado de asesinar al amante de su novia, Ramón Flores a quienes sorprendió teniendo relaciones sexuales. En la exposición de sus alegatos, Bergesio consideró que con los elementos que quedaron evidenciados a lo largo del debate se comprueba la autoría material del hecho por parte del acusado. Por lo tanto, mantuvo la acusación por “homicidio simple”.
Por otro lado, Bergesio sostuvo que la cantidad de alcohol en sangre que quedó demostrada en las pericias, efectuadas a Sánchez la noche de los hechos, no fue suficiente para que el imputado haya “perdido la cordura o los frenos inhibitorios”, por lo que esto no podía ser un factor atenuante.
Asimismo, el letrado argumentó que tampoco se podría considerar un atenuante la “emoción violenta” ya que, a lo largo de toda la velada, el dueño del local y la novia del imputado Marta Pérez estuvieron enviándose señales de seducción y ya sospechaba que los encontraría, al atravesar la puerta de la cocina, en una escena comprometedora. Esto significa, para el fiscal, que no se cumple con lo que se requiere legalmente para hablar de la figura de emoción violenta que posteriormente fue enunciada por el abogado defensor.

Agravante

A su vez, Bergesio explicó que las lesiones por las que está imputado Sánchez (heridas que le causó a su novia) tienen que ser penadas como “lesiones leves agravadas” por violencia de género, puesto que el acusado golpeó reiteradamente a la joven y la apuñaló, a pesar de que mantenía con ella un relación de pareja.
El fiscal, asimismo, hizo hincapié en las diferencias que hubo en las declaraciones de la joven el día después del hecho, unos meses después y cuando lo hizo en el transcurso del debate; porque, en un primer momento, su declaración coincidió con la del cocinero Ramírez Lorca, el que aseguró que Sánchez fue quien sacó el cuchillo primero, pero al prestar su testimonio como testigo en el debate, dijo exactamente lo contrario: que la víctima fue la primera en esgrimir el arma.
Bergesio tampoco descartó que la escena en la que fue hallado el occiso haya sido “armada”, aunque reconoció que no cuenta con elementos probatorios para demostrarlo.

Absolución

A su turno, Adolfo Castellanos, el defensor de Gustavo Sánchez, pidió que su cliente sea absuelto por los delitos de homicidio y el de lesiones leves por el corte que le hizo en la cara al cocinero, considerando que el imputado actuó con emoción “violenta y en legítima defensa”, sosteniendo que quien exhibió el arma primero, de manera amenazante, fue la víctima. También pidió que la emoción violenta sea un atenuante a la hora de condenar al hombre por las lesiones que le causó a Pérez. El próximo lunes a las 10:30, el imputado podrá decir sus palabras finales y se conocerá la sentencia.

Comentarios