Se levantaron las últimas protestas policiales en Salta, La Pampa y Mendoza

Con aumentos, los gobernadores lograron desmovilizar a los efectivos. En la provincia de Urtubey el conflicto se desactivó esta mañana.
viernes, 13 de diciembre de 2013 00:00
viernes, 13 de diciembre de 2013 00:00

Los conflictos policiales en Salta, La Pampa y Mendoza encontraron cauce en las últimas horas, luego de que los uniformados aceptaran las propuestas salariales realizadas por los gobiernos provinciales.

El conflicto en la provincia del gobernador Juan Manuel Urtubey fue el último en desactivarse. Luego de tres días de tensión, el Jefe de la Policía de Salta, Marcelo Lami, y representantes de los efectivos autoconvocados alcanzaron un entendimiento esta mañana para levantar la protesta policial. Ambas partes firmaron un acta acuerdo donde se indicó que no serán sancionado ninguno de los policías.

Según Lami, esta será la última vez que se tolere este tipo de medidas por parte de los uniformados y si vuelven a reiterarse hechos similares serán exonerados directamente, indicó el diario El Tribuno.

El acuerdo apunta al grupo de policías que continuaba hoy con el reclamo de un salario básico de $3.500, un sueldo inicial de bolsillo de $8.500, y garantías de estabilidad laboral. Ayer, cerca de 500 efectivos retirados y en servicio se movilizaron a una sede del Ministerio de Seguridad en espera de respuestas, y luego se trasladaron a una oficina del 911.

Los manifestantes habían rechazado el nuevo piso de $6.500 que anunció el gobernador Urtubey el miércoles, con una suba de impuestos de por medio, y sin elevar el básico. Sin embargo, tras el entendimiento firmado hoy con los efectivos díscolos las remuneraciones quedarán fijadas en esa cifra.

“Quiero agradecer a la policía de la provincia, que desde el lunes entendió que debía estar en su puesto de trabajo, por eso Salta solo vivió momentos de tensión menores y de algunos saqueos, pero la policía siempre estuvo presente", sostuvo Lami.

La "poli unida" de La Pampa

En La Pampa, los policías se habían acuartelado el miércoles a la madrugada y tomaron la jefatura de policía. A pedido del gobernador Oscar Mario Jorge, el gobierno nacional envió ayer a personal de Gendarmería para garantizar la seguridad en el distrito.

Pasada la medianoche, se abrió la salida del conflicto luego de dos días de negociaciones. Mario Jorge ofreció un aumento del 19% al salario de bolsillo, que lo llevaría a cifras similares al sueldo de la Policía Bonaerense, e incrementó en el ítem de dedicación exclusiva. Para ese punto, un agente inicial pasará de cobrar algo más de 500 pesos a los 2.000 aproximadamente.

La gobernación además se comprometió a través del acuerdo a no sancionar a los policías que protestaron, agilizar el pago de los adicionales, analizar el régimen de sanciones, pero no aceptó descabezar la cúpula policial conformada por el jefe de la Policía y el subjefe, Ricardo Baudaux y Diego Martínez, respectivamente.

Pese a que no se cumplieron el total de 12 puntos que reclamaban, los los policías pampeanos aceptaron finalmente la propuesta y levantaron la protesta.

"Muchachos, conseguimos muchos de los puntos que queríamos. No es todo lo que queríamos, pero es lo que pudimos lograr. Ante todo creo que tenemos que priorizar nuestro trabajo, porque tenemos familias que mantener. Por eso aceptamos la propuesta y seguiremos negociando”, manifestaron los voceros policiales de apellidos Cisneros y Mendibe. Los policías festejaron junto a familiares el acuerdo con abrazos, aplausos y pirotecnia, al grito de “la poli, unida, jamás será vencida..." , reproduce la crónica de El diario de La Pampa.

Del acuartelamiento participaron sólo los subalternos, el resto de la fuerza desplegó sus tareas normalmente aunque en un clima de tensión y compartiendo la seguridad con los gendarmes que llegaron en horas de la tarde para reforzar los operativos de seguridad.

Aumento por decreto

Por su parte, los uniformados de Mendoza también se manifestaron de acuerdo con la suba dispuesta por el gobernador Francisco "Paco" Pérez. La cúpula policial le confirmó la aceptación del incremento, que supone una suba de $8.500 en mano para el auxiliar que se inicia.

El mandatario formalizó el acuerdo con la firma del decreto que ordena el aumento salarial, el que comenzará a pagarse a fines de enero, con el sueldo del primer mes de 2014.

Alrededor de 70 comisarios de distinta graduación que se reunieron con el mandatario le garantizaron que las reivindicaciones de la tropa, contagiada por la rebelión policial nacional que se inició en Córdoba, están satisfechas.

Sin embargo, el incremento generó un recrudecimiento del reclamo salarial del resto de los gremios estatales. Hoy se moviliza el SUTE y el próximo miércoles ATE y Ampros. ATSA y Judiciales, en tanto, analizarán planes de lucha la próxima semana.

Comentarios

Otras Noticias