El efectivo que disparó contra Casa de Gobierno se abstuvo de declarar

No se descartan imputaciones por sedición luego de la rebelión policial

Desde la justicia aseguran que “la investigación está abierta” y que se trabaja en identificar a los uniformados revoltosos.
sábado, 14 de diciembre de 2013 00:00
sábado, 14 de diciembre de 2013 00:00

La justicia ordinaria sigue abocada a la investigación de los hechos acaecidos el pasado viernes frente a Casa de Gobierno durante la protesta policial y no descartaron que puedan existir imputaciones por sedición. Mientras tanto, el único policía imputado por disparar contra el edificio gubernamental se mantuvo en silencio en su audiencia indagatoria.
Fuentes judiciales consultadas por El Esquiú.com indicaron que la investigación por los incidentes ocurridos durante la protesta salarial está recién abierta. Es necesario recordar que cientos de policías se manifestaron exhibiendo sus armas reglamentarias -algunos vestidos de civiles- y avanzaron no sólo por el hall de Casa de Gobierno sino hasta el primer piso del edificio, hasta las puertas de la Secretaría privada de la Gobernación. Además, se produjo un enfrentamiento con los efectivos de Prefectura que intentaban llevarse a la primera mandataria del lugar para resguardar su seguridad, episodio que hasta tuvo disparos de arma de fuego y heridos.
En este contexto, los investigadores de la fiscalía correccional continúan abocados a la visualización de todo el material audiovisual recabado de los distintos medios de comunicación, a los fines de poder identificar a los protagonistas de los incidentes y dirimir qué tipo de medidas podrían caberles. En tanto, ayer se conoció que en la provincia de Tucumán se arrestó a siete agentes, los cuales también serían imputados por sedición debido a los incidentes allí ocurridos.

Sedición

De acuerdo al artículo 22 de la Constitución Nacional, “el pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de éste, comete el delito de sedición.”
El Código Penal señala, en su artículo 229, que “serán reprimidos con prisión de uno a seis años los que, sin rebelarse contra el gobierno nacional [...], se alzaren en armas para arrancarle alguna medida o concesión o impedir, aunque sea temporalmente, el libre ejercicio de sus facultades legales o su formación o renovación en los términos y formas establecidas en la ley”.
En tanto, el artículo 230 indica que “serán reprimidos con prisión de uno a cuatro años:
1. Los individuos de una fuerza armada o reunión de personas, que se atribuyeren los derechos del pueblo y peticionaren a nombre de éste (art. 22 de la Constitución Nacional).
2. Los que se alzaren públicamente para impedir la ejecución de las leyes nacionales o provinciales o de las resoluciones de los funcionarios públicos nacionales o provinciales, cuando el hecho no constituya delito más severamente penado por este código”.

En silencio

Ayer, en el despacho de la Unidad Fiscal de Delitos Correccionales, estuvo el policía Jesús José Garay, quien fue trasladado a los fines de prestar declaración indagatoria, acusado de atentado contra la autoridad agravada con abuso de armas, en concurso ideal. Por recomendación de su abogado defensor Víctor Pinto, se mantuvo en silencio y en horas de la tarde recuperó la libertad. El agente fue capturado por los medios locales y nacionales efectuando los disparos.

Comentarios

Otras Noticias