En Rosario, con la policía en huelga, disminuyó la cantidad de delitos violentos

El acuartelamiento del fin de semana pasado tuvo un resultado paradójico en esa ciudad.
martes, 17 de diciembre de 2013 00:00
martes, 17 de diciembre de 2013 00:00

“Hubo menos hechos de inseguridad que antes”. La frase pertenece a Luis Tomasevich, el abogado que representó a los policías en huelga y la dijo cuando las negociaciones con el gobierno provincial aún se encontraban empantanadas.

A pesar de las amenazas de saqueos y un enrarecido clima social, contrariamente a lo que se esperaba, en Rosario se registraron menos muertes y hechos violentos que los comúnmente ocurridos durante cualquier otro fin de semana con el servicio de la policía regular.

También desde el sindicato de Taxis aseguraron haberse sentido más protegidos con la custodia que se organizó entre Gendarmería, Prefectura y Policía Federal.

En rigor, los dos crímenes que sucedieron mientras duró el acuartelamiento de la policía y la seguridad provincial se encontraba en manos de fuerzas nacionales, implicaron a efectivos de la policía provincial.

El primero, un confuso hecho en la zona sudoeste de Rosario donde un hombre de 38 años fue baleado y los vecinos describieron el hecho como un típico caso de gatillo fácil: "Vinieron dos policías que estaban borrachos y le tiraron cuatro tiros", aseguró a La Capital un testigo. La indignación del barrio se canalizó con el ataque al destacamento policial móvil al cual prendieron fuego.

Por otro lado, en la localidad vecina de Villa Gobernador Gálvez -que junto a Rosario comparten los primeros puestos en los índices de resolución violenta de conflictos- un joven de 22 años recibió un balazo mortal mientras otras dos personas resultaron heridas. Vecinos también implicaron a una mujer policía que fue detenida.

Pero una vez que la Policía provincial volvió a prestar servicio -luego del aumento decretado por Antonio Bonfatti-, se registraron seis personas heridas de bala en la primera noche, en diferentes situaciones y barrios. Entre los heridos hubo un joven de 20 años que falleció en un dudoso enfrentamiento con el Comando Radioeléctrico.

Fuentes de la policía trataron de desmentir que se hayan incrementado los delitos en coincidencia con el regreso al trabajo de los policías. "Los índices no variaron demasiado, lo que sí cambió fue la información dada a conocer sobre los mismos a partir de que la oficina de prensa de Jefatura volvió a la normalidad al igual que las guardias de las comisarías", argumentaron a medios locales.

Comentarios

Otras Noticias