En Mardoqueo Molina y Los Regionales

Asalto violento: “Entreguen todo lo que tengan o las mato a las dos”

El ladrón se llevó la recaudación y los efectos personales de las empleadas de la heladería. Todo fue filmado por cámaras.
lunes, 2 de diciembre de 2013 00:00
lunes, 2 de diciembre de 2013 00:00

Una heladería ubicada en la intersección de las avenidas Mardoqueo Molina y Los Regionales, fue asaltada el domingo por un sujeto que llegó hasta el local comercial portando un cuchillo y amenazó a las jóvenes empleadas. El asaltante, que era esperado afuera por un cómplice, se llevó $3.000 de la recaudación, más un celular perteneciente a una de las empleadas y su cámara digital. Antes de retirarse, las encerró en el baño.
“Tenía en la mano un cuchillo enorme”, explicó Karen Luján, la empleada que se encontraba detrás del mostrador de la heladería en momentos en que el malviviente hizo su ingreso. “Se lo notaba asustado y apurado. Parecía drogado”, manifestó en diálogo con El Esquiú.com.
En ese momento, cerca de las 22, no había ningún cliente en las mesas del local comercial de “Yo helados”, sólo las dos jóvenes, que en todo momento fueron amenazadas verbalmente por el ladrón. “Dame todo o las voy a matar”, les dijo el asaltante enérgica y nerviosamente a las empleadas blandiendo el arma blanca amenazadoramente; lo que quedó registrado por las cámaras de seguridad ubicadas en el comercio, al igual que el resto de sus movimientos.
Antes de retirarse con las pertenencias que les acababa de sustraer, el individuo obligó a las chicas a meterse en el baño del salón comercial, quedando allí por unos minutos hasta que se retirara el sujeto armado.

Captado

A su vez, en horas del mediodía de ayer, un grupo de peritos de la policía, junto al dueño del local, Marcelo Coll, revisaban las filmaciones en las que se podía visualizar al ladrón, pero sin que se distinga en detalle su rostro en ninguna de las tomas, ya que el muchacho actuó en todo momento cubierto por una gorra y lentes. De todas maneras, la policía ya habría individualizado a uno de los dos ladrones.
“Esta es las primera vez que nos roban, pero la zona no ayuda para nada”, explicó la trabajadora del comercio, indicando que “yo vivo acá a la vuelta y a mí me robaron. La zona no es nada segura”. La causa es investigada por la Unidad Fiscal de Delitos Criminales.

Comentarios

Otras Noticias