Eran dos y estaban armados

Asaltan a funcionario en su casa y le roban $20.000

Ingresaron a la fuerza al domicilio del joven y se apoderaron además de 3 celulares y una cámara.
domingo, 22 de diciembre de 2013 00:00
domingo, 22 de diciembre de 2013 00:00

Javier Yadón, funcionario del departamento Control y Financiación de la Provincia, fue asaltado ayer en su casa por dos individuos que, luego de apuntarle con un arma de fuego en la cabeza y el pecho, le sustrajeron $20.000 en efectivo, 3 celulares y una cámara digital.
El hecho tuvo lugar en horas del mediodía de ayer, en el domicilio de Yadón, ubicado en Sarmiento 1574.
En diálogo con El Esquiú.com, el funcionario explicó cómo se dieron los hechos: “Estaba en la casa solo, cuando tocaron el timbre. Abro y veo a un tipo grandote y gordo, como de 1.90 y a otro, al que no le pude ver la cara, que estaba hablando con una vecina. Ellos me conocían, me decían Javier y sabían en dónde trabajo, todo”, relató.
Yadón explicó que al notar que el individuo más corpulento estaba armado, trató de empujarlo hacia afuera, pero éste sacó el arma y se la apoyó en el pecho, forzando su ingreso y el de su compañero al interior del domicilio.
“Tirate al piso boca abajo o te bajo yo” es lo que le dijo el delincuente antes de atarle con cinta adhesiva las manos entre sí y éstas con sus piernas, quedando en el suelo boca abajo.
Los asaltantes buscaron, pero no encontraban nada, y en todo momento, según contó el funcionario, le decían que “lo habían entregado” y que sabían todo de él. “El tipo estaba nervioso, alterado, hablaba rápido y se le entendía poco”, relató, indicando que, al ver que estaban muy decididos y no se retirarían si no les daba algo, les dijo en dónde estaba el dinero
“Era el sueldo, el aguinaldo y otros pesos que había cobrado por otra parte, porque iba a viajar al interior”, contó, agregando que los asaltantes le preguntaban “¿Querés pasar Navidad con tu familia?, entonces danos la plata”. “Se llevaron el dinero, 3 celulares y una cámara digital”, aseguró, indicando que “no me golpearon, pero no sé que hubiese pasado si no les daba algo”.
El joven logró desatarse y solicitar ayuda, radicando, posteriormente la denuncia en la Unidad Judicial Nº2.

Comentarios

Otras Noticias