El cabo Gómez fue imputado por el delito de homicidio en ocasión de robo

Asalto a “Brillians”: declaró el federal y se desligó de la banda de asaltantes

Aseguró que conocía al ladrón abatido, pero que no participó del hecho. La defensa pidió pericias caligráficas.
lunes, 23 de diciembre de 2013 00:00
lunes, 23 de diciembre de 2013 00:00

El cabo de la Policía Federal que fuera arrestado días atrás tras ser seriamente vinculado por la Justicia local con el asalto a la joyería “Brillians Joyas” fue llevado ayer por la mañana a la Fiscalía General para ser indagado por los fiscales de Delitos Especiales.
El efectivo fue firmemente imputado por el delito de homicidio en ocasión de robo en calidad de partícipe secundario, delito no excarcelable, por lo que, hasta el momento, el uniformado seguirá privado de su libertad y bajo custodia de la Policía de la provincia.
Según la información dada por fuentes judiciales y luego corroborada por el asesor del imputado Orlando Barrientos, el cabo Gómez, de 35 años, eligió declarar y, si bien admitió conocer a las personas que estuvieron involucradas en el asalto, negó categóricamente haber participado del mismo e incluso haber llegado a idearlo.
Según su propia declaración, el cabo conoció al ladrón abatido que se tiroteó con la Policía en la joyería cuando se desempeñaba como consigna en el edificio local de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Allí, el ahora fallecido delincuente le habría pedido ayuda con una serie de formularios, ya que tenía varios negocios que debían ser registrados.
Según Gómez, tanto el ladrón muerto como el cómplice que se entregó durante el atraco se dedicaban a la venta y compra de vehículos motorizados y propiedades inmobiliarias. Por esta razón, habrían acudido varias veces a la AFIP para declarar este tipo de transacciones. No obstante, reiteró que se enteró del asalto por los medios de comunicación y que nunca estuvo en lugar del hecho.

El handy

Una de las pruebas fundamentales con la que cuentan los investigadores para retener al efectivo es un handy con frecuencias y numeración de la Policía Federal argentina. El aparato habría sido entregado al efectivo por parte de autoridades de la fuerza federal e incluso se habría labrado un acta de entrega del mismo para corroborar su procedencia.
No obstante, según aseguró el abogado del imputado, el papel de esta acta cuenta con varias deficiencias que hacen sospechar su verdadera procedencia, por lo que, tras el paso de la declaración indagatoria, la defensa técnica planea pedir formalmente una pericia caligráfica para determinar si la firma que obra en ese papel es efectivamente la firma del ahora imputado por el asalto.
A pesar de este pedido, cabe destacar que todavía resta conocer si los investigadores pedirán al magistrado en turno del juzgado de Control de Garantías que el cabo federal permanezca detenido durante lo que resta de la investigación. La misma también deberá esperar la finalización de la feria judicial para seguir adelante normalmente.

DNI truchos

Por otro lado, el imputado aseguró que los DNI que se encontraron en su hogar corresponden a personas que se los dejaban por olvido en la AFIP. El cabo explicó que el los guardaba ante la eventualidad de que alguna persona intentara recuperarlos. Los DNI son más de veinte.

Comentarios

Otras Noticias