En el barrio El Potrerillo, a escasas cuadras de la EC SAPEM

Prófugo se atrincheró con un arma y fue capturado tras horas de tensión

Efectivos intentaron allanar su domicilio y fueron repelidos a disparos. El jefe de Policía se puso a la cabeza de la negociación.
viernes, 6 de diciembre de 2013 00:00
viernes, 6 de diciembre de 2013 00:00

Un hombre de 50 años que tenía pedidos de captura tanto de la Justicia local como de la Justicia de la provincia de Tucumán, mantuvo en vilo a policías y vecinos del barrio El Potrerillo -colindante con el barrio 920 Viviendas- atrincherándose en un domicilio con un arma de fuego.
El inicio del tenso momento vivido, extendido en el tiempo durante un lapso de más de tres horas, tuvo su origen en un procedimiento policial iniciado por orden de la Justicia local que trataba de dar con el paradero del tucumano en cuestión.
De acuerdo con la información confirmada por fuentes policiales consultadas por este medio, sobre el hombre pesaban pedidos de captura por delitos de lesiones, amenazas y abuso sexual. Por esta razón se ordenó su detención.
No obstante, el operativo en el domicilio para atraparlo tuvo un final forzoso -dejando paso a las negociaciones- ya que cuando efectivos de la división Investigaciones y uniformados de la Guardia de Infantería entraron al lugar, el buscado usó un arma de fuego para repelerlos disparándoles a quemarropa.
Los uniformados realizaron disparos preventivos de escopeta con perdigones para poder cubrirse y desalojaron el lugar para evitar ser heridos.
Tras atrincherarse en la vivienda con dos armas a su disposición -una pistola 9mm y un revólver calibre 22- al lugar llegaron las primeras autoridades de alto rango para dar paso a las negociaciones e intentar convencer al buscado de deponer su actitud.
Si bien se esperaba que las mismas fuesen encaradas por un fiscal, esto de hecho no fue así y tuvo que ser el jefe de Policía, Julio César Gutiérrez, quien se pusiera a la cabeza de las negociaciones junto a los efectivos de Investigaciones y otros oficiales de alto rango, además de los efectivos del grupo especial Kuntur.
Durante el proceso, el director del SAME junto a varias unidades de urgencia fueron convocados al lugar para poder atender cualquier eventualidad médica que surgiera ya que, en los primeros instantes de la negociación, el hombre no desistía de sus intenciones.
Luego, a casi tres horas del hecho detonante, los negociadores lograron reducir por intermedio de ardides y fuerza bruta al buscado hasta someterlo por completo, para luego trasladarlo a la base de la Brigada de Investigaciones.
Luego los efectivos de esta división ingresaron al lugar para efectuar el registro domiciliario que se habían propuesto desde un principio.
En el interior encontraron una pistola 9mm y el revólver nunca fue encontrado.
Además, información policial confirmada posteriormente da cuenta de que en el interior de la casa se encontraron importantes cantidades de estupefacientes.
En total se trataba de 19.7 gramos de cocaína y 106.3 gramos de marihuana.

Tucumano

Según información trascendida, el domicilio allanado había sido baleado por personas desconocidas en la jornada del pasado miércoles. El detenido es de Tucumán.

Comentarios