El asalto

domingo, 10 de febrero de 2013 00:00
domingo, 10 de febrero de 2013 00:00

El hecho que se le endilga a Marcos Neira, y por el que ya fue condenado su familiar Cristian Mariano Neira, data del 25 de julio de 2011, cuando al menos tres personas a cara descubierta ingresaron a la vivienda emplazada sobre avenida Presidente Castillo y calle Vélez Sarsfield al 2300, justo en la punta del asfalto, y valiéndose de cuchillos de cocina los redujeron y maniataron, para escaparse finalmente por el mismo lugar que ingresaron, con algo más de 4000 pesos, alhajas de oro, una computadora y celulares.
Por este delito, Cristian Neira fue hallado culpable y condenado a purgar una pena de siete años de prisión. El reconocimiento facial por parte de los damnificados por el robo fue determinante.
Cabe destacar que la causa se desdobló en dos partes dado que Cristián se entregó en Córdoba cuando supo que era buscado mientras que los otros dos imputados escaparon y fueron atrapados a mediados de 2012.

 

 

Comentarios

Otras Noticias