Casación confirmó la absolución de Lucila Frend por el crimen de su amiga

Fue juzgada por el crimen de Solange Grabenheimer, cometido en 2007 en la localidad de Florida.
martes, 26 de febrero de 2013 00:00
martes, 26 de febrero de 2013 00:00

El Tribunal de Casación Penal bonaerense confirmó hoy la absolución de Lucila Frend, quien fue juzgada por el crimen de su amiga Solange Grabenheimer, cometido en 2007 en la localidad bonaerense de Florida, informaron fuentes judiciales.

La decisión fue adoptada por la sala III del máximo tribunal, integrada por Víctor Violini y Daniel Carral, que rechazó un pedido del fiscal general Carlos Altuve para que se la condenara a prisión perpetua o se anulara el debate que se realizó en 2011 en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro.

"Ahora vamos a presentar un recurso ante la Suprema Corte" (de Justicia bonaerense), dijo a Télam Roberto Damboriana, abogado de la familia de la víctima, aunque todavía no fue notificado del fallo que descartó que fuese autora de "homicidio calificado por ensañamiento y alevosía"

"Con el fiscal Altuve confiábamos en que este fallo se iba a revertir considerando que los elementos que el tribunal de San Isidro tuvo en cuenta no eran convincentes para absolverla como lo hizo", sostuvo.

Por su parte, Marina Harvey, madre de Lucila, se mostró satisfecha con la resolución, aunque relató que hasta esta tarde no había podido contarle la noticia a su hija porque la joven actualmente vive en Barcelona con su novio y estaba en un viajando en avión cuando la llamó.

"Siento que se está haciendo justicia, pero también ruego que se investigue, espero que cambien al fiscal (Alejandro Guevara) y no pierdo las esperanzas de que se pueda esclarecer", remarcó la mujer.

Harvey hizo hincapié en que "todos los jueces dicen algo totalmente diferente a lo que dijo el fiscal" y recordó que, a su entender, "todo se fue esclareciendo en el juicio", en especial "el tema del horario de la muerte, que es donde tenía que haber estado puesto todo el foco".

El abogado de Frend, Sergio Pizarro Posse, celebró la decisión de Casación y sostuvo que "hay que encontrar al autor material en memoria de Solange porque hay pistas que quedaron sueltas".

"Ruego que la fiscalía no se siga aferrando a Luli porque objetivamente no hay nada que imputarle. Ella pretende que se sepa la verdad y espero que algunos tengan la hombría de bien de ir por lo que no se investigó", agregó el defensor, consultado por Télam.

El hecho ocurrió el 10 de enero de 2007, cuando Grabenheimer (21) fue hallada asesinada de cuatro puntazos en el cuello en su cama del PH de Güemes 2280 de la mencionada localidad del partido de Vicente López, donde convivía con su amiga "Luli".

Durante el juicio oral que terminó el 12 de julio de 2011, Frend fue absuelta en un fallo unánime de los jueces Luis Zapata (fallecido tras el juicio), Lino Mirabelli y Hernán San Martín, quienes consideraron que no había pruebas para una condena.

Los jueces criticaron la investigación del fiscal Guevara al sostener que la acusación se basaba en meras "percepciones, conjeturas y especulaciones", que no investigó otras hipótesis y que ni siquiera había certeza de que el crimen se cometió entre la 1 y las 7 de la mañana, cuando la imputada estaba en la casa.

Guevara apeló el fallo ante Casación y fue apoyado por Altuve, quien fundamentó su pedido de condena a perpetua en la "tergiversación de la prueba" y en las "diversas y múltiples arbitrariedades" en las que a su criterio incurrieron los miembros del TOC 2 de San Isidro.

Altuve incluso aconsejó al Tribunal de Casación que vea los videos grabados en las distintas audiencias para observar el desempeño del juez Zapata, quien a su entender se extralimitaba al "interrumpir, discutir y confundir a los testigos" durante sus interrogatorios.

El fiscal consideró que Frend fue la autora del hecho al sostener que era "la única que se encontraba en el domicilio en el horario en el que acaeció el homicidio de Solange" y valoró el testimonio del médico policial Eugenio Aranda, el primero en examinar el cadáver en la escena del crimen, quien calculó la data de muerte de Solange en esa franja horaria.

Durante el juicio, Aranda fue cuestionado por la defensa de Frend y no tomado en cuenta por los jueces en su fallo al considerar que cambió varias veces de opinión respecto al horario de muerte a lo largo de la instrucción.

Altuve mencionó además el informe pericial que revela que nadie ingresó a la casa aquella madrugada, que quedó descartado un robo o un ataque sexual y que el autor del crimen es zurdo y no tiene por que ser una persona fuerte.

Comentarios

Otras Noticias