Caso Mariano Ferreyra

La fiscalía dio por probado que Pedraza ordenó el ataque

Consideró que Pedraza ordenó evitar 'con todo lo necesario, incluso armas de fuego' la protesta de tercerizados del Roca.
martes, 26 de febrero de 2013 00:00
martes, 26 de febrero de 2013 00:00

"Esa orden se cumplió con la muerte resultante de Mariano Ferreyra", afirmó la fiscal general María Luz Jalbert en el alegato final ante el Tribunal Oral en lo Criminal 21 que juzga a los acusados del crimen de Ferreyra y a un grupo de policías federales por haber supuestamente liberado la zona del hecho en el barrio porteño de Barracas.

El alegato fiscal comenzó pasadas las 10.30 y se extenderá toda la jornada hasta el pedido final de penas a cargo de la fiscalía, luego de que la semana pasada el CELS, querellante por la familia de la víctima, requirió prisión perpetua para los principales acusados.

Para la fiscalía, un día antes de la marcha de trabajadores tercerizados que reclamaban su reincorporación y pase a planta permanente, Pedraza dio la orden de que los "echaran con todo lo necesario, incluso armas de fuego", orden que fue recibida por su entonces segundo y también detenido, Juan Carlos "Gallego" Fernández.

"Tenemos plenamente acreditado" que entre el 19 y 20 de octubre de 2010 "Pedraza como secretario general de la UF ordenó y consecuentemente determinó a Juan Carlos Fernández, secretario administrativo, para que el 20 de octubre de 2010 se convocara a trabajadores de la línea Roca a la estación Avellaneda y echaran con todo lo necesario, incluso el uso de armas de fuego, a los empleados tercerizados".

"En función de lo ordenado por Pedraza, Fernández ordenó y destinó a Pablo Diaz, secretario de la comisión reclamos de la UF, para que cumpliera la orden, quedando a su cargo los detalles del plan. Esa orden se cumplió", reiteró la fiscal al culpar a otros detenidos, Cristian Favale y Gabriel Sanchez y un tercero no identificado por los disparos que derivaron en el crimen de Ferreyra y heridas a otros tres manifestantes.
Jalbert dio por probado que el grupo de trabajadores y el PO se desconcentraba cuando fue embestido por la "patota" de ferroviarios tras agredir a un equipo televisivo de un canal de cable para que no filmara el momento de los disparos.

La fiscal entendió que un primer grupo de ferroviarios siguió ese día a los tercerizados desde la estación Avellaneda pero que más tarde, y convocado por Diaz, se unieron otros liderados por Favale y poco después se concretó el ataque armado.

"El imputado Favale desde el medio de la calzada y Sánchez, parapetado entre un árbol y un automóvil, y al menos un tercer individuo que no ha podido ser individualizado comenzaron a realizar disparos de armas de fuego hacia los manifestantes, un disparo alcanzó y se llevó la vida de Mariano Ferreyra", reconstruyó Jalbert.

Ferreyra estaba entre quienes habían formado un cordón humano para proteger a mujeres y niños que estaban en el lugar, al advertir que los corrían los ferroviarios. Los demás impactos hirieron a Elsa Sosa y a Nelson Aguirre.

"Producido este ataque los empleados ferroviarios raudamente retrocedieron, dieron la vuelta y emprendieron la fuga nuevamente hacia las vias ferroviarias", agregó.

Para la fiscalía, Pedraza y Fernández "mantuvieron contacto permanente con Diaz en el lugar de los hechos" y fueron informados "en todo momento de lo que estaba ocurriendo" pese a que se encontraban en la sede de la UF.
Para Jalbert, Díaz fue quien ejecutó la orden trasmitida por Fernández y convocó a Favale y Sanchez "con armas" para disparar.

"En Luján y las vías (Barracas), Díaz ordenó el avance de todos para que con la cobertura del grupo a su mando los imputados Favale y Sánchez y otro dispararan contra los manifestantes. Cumpliendo lo acordado con Díaz, concluyeron el plan disparando conjunta y simultáneamente", concluyó.

El alegato continuará durante la jornada y culminará con el pedido de penas que, se anticipa, llegarían hasta la prisión perpetua para los principales acusados.

Comentarios

Otras Noticias