Tras persecución policial

Un funcionario santafesino fue detenido por un asalto

Se trata del director del ex Patronato de Liberados. Era quien debía velar por la buena conducta de sus cómplices.
domingo, 03 de febrero de 2013 00:00
domingo, 03 de febrero de 2013 00:00

El robo a una panadería de la ciudad de Santa Fe reveló que un empleado jerarquizado en la dirección provincial de Control y Asistencia Post Penitenciaria (repartición todavía conocida como Patronato de Liberados) salía a robar, armado, junto a ex detenidos por cuya buena conducta debía haber velado.

Alrededor de las 15,30 de ayer, un vecino alertó al 911 que desde su auto vio a dos personas entrar en la panadería Polo Norte ubicada en la intersección de 9 de Julio y Santiago del Estero de la Capital santafesina y amenazar a la empleada con un arma de fuego.
El pequeño local está ubicado en la ochava noreste y es enteramente vidriado por lo que los conductores que se detienen en el semáforo de la esquina de cualquiera de las dos arterias ven su interior.

Funcionario

Un vecino que estaba en su vehículo particular vio todo el suceso, hizo el llamado y describió a los asaltantes, permitiendo una persecución policial que luego de un largo recorrido terminaría a sólo tres cuadras del lugar del robo. Allí al momento de identificar a los dos detenidos, los uniformados intervinientes comprobaron que uno de ellos era un hombre de apellido Romano, de 32 años de edad. La tarjeta personal y oficial que portaba rezaba: "Director General de Control y Asistencia Post Penitenciaria, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Provincia de Santa Fe".

Palabra oficial

Ayer distintas fuentes del gobierno provincial confirmaron que el detenido es un empleado efectivo, es decir de planta permanente o de carrera, con antigüedad en el cargo, nombrado en septiembre de 2007. Asimismo, se encargaron de aclarar que "ningún funcionario puede responsabilizarse de modo absoluto por la conducta privada de los empleados que se desempeñen en su organismo".

Sospechas

Sin embargo, el caso reveló una situación que los vecinos del barrio Mariano Comas vienen denunciando desde hace tiempo: que el incremento de hechos delictivos reconocía como fecha de inicio a la de la instalación, hace algunos años, de la dirección provincial de Control y Asistencia Post Penitenciaria en 4 de Enero al 3600, es decir en el barrio y a la vuelta de donde fuera detenido el director y el ex presidiario que asaltaron ayer la panadería.

En este sentido, vecinos del sector, al enterarse de la noticia, analizaron la posibilidad de que la ola de robos y asaltos cometidos desde hace tiempo en el barrio hayan sido perpetrados por delincuentes que gozaban de protección.

La Capital - Notife - Cadena 3

Comentarios

Otras Noticias