Tiene otras condenas por lesiones y abuso

Joven denuncia por graves amenazas al “Negro la carpa”

Es su expareja de 21 años, y dice que el hombre de 46 la amenaza con quemarle la casa y lastimar a su bebé.
lunes, 04 de febrero de 2013 00:00
lunes, 04 de febrero de 2013 00:00

Una joven de 21 años realizó una denuncia en contra de su expareja, Francisco Quiroga, más conocido por el apodo “Negro la carpa”, por graves amenazas hacia su persona, su casa y hacia su pequeño hijo.
La joven, que ante las autoridades de la Unidad Judicial Nº 8 se identificó con el apellido Valdez, expresó en su exposición que su expareja, con quien dejó de convivir hace dos meses, la amenaza permanentemente con prenderle fuego a su casa, lo que le genera gran temor.
De todas formas, la peor amenaza que recibe por parte del hombre es que le hará daño a un pequeño hijo que la muchacha tiene, de tan solo cinco meses y que es fruto de otra relación que ella mantuvo.
La joven dio a conocer que el exconvicto de 46 años la amenaza diciéndole que concretará estas acciones si ella no vuelve a ser su pareja, a lo que ella se niega rotundamente.
La denunciante dio a conocer que con el “Negro la carpa” tiene un hijo que en este momento tiene dos años, y ante el temor de que lleve a cabo lo que hasta ahora son amenazas, es que efectuó la denuncia judicial.

Particulares antecedentes

Cabe recordar que el conocido Francisco Quiroga ha tenido en su haber varios cruces con la ley, puesto que en 2007 fue condenado a cumplir una sentencia de prisión efectiva por tres años y cuatro meses, por el delito de abuso sexual simple.
En esa oportunidad, el individuo le propinó golpes de puño a una menor de 15 años y le rompió su ropa interior violentamente para abusar de ella, lo que le valió los mencionados años a la sombra.
Antes de aquella ocasión, Quiroga había cumplido una condena de ocho años de cárcel tras habérselo hallado responsable de un trágico accidente ocurrido en barrio El Mástil, donde atropelló y luego abandonó a su víctima.
Pero lo que realmente dio a conocer su nombre y alias a nivel nacional, fue un hecho que sorprendió a la sociedad catamarqueña en octubre de 2009, cuando a través de un ingenioso ardid, fingiera su propia muerte para evadir a la justicia, ya que había sido denunciado por una mujer por el delito de lesiones leves, y trataba de eludir hacerse responsable por esto.
En aquella ocasión, el condenado envió un aviso fúnebre a un medio gráfico local anunciando su propio fallecimiento, hecho que, posteriormente la justicia comprobó, se trataba de un engaño engendrado por Quiroga para desligarse de los conflictos que en esos momentos tenía con la ley. Según la publicación, había fallecido en Buenos Aires y esa versión, durante cierto tiempo fue tomada como cierta.

Comentarios

Otras Noticias