Avenida Sánchez Oviedo

Asalto violento: roban $10.000 y encierran al dueño en el baño

Pasó en un local de productos para panaderías. Los asaltantes estaban armados y conocían el local comercial.
miércoles, 06 de febrero de 2013 00:00
miércoles, 06 de febrero de 2013 00:00

El negocio propiedad de Máximo Roberto Abud fue víctima del violento accionar de un asaltante que logró alzarse con la suma de $10.000 en efectivo, para lo que le apuntó a la cabeza con un arma de fuego, para luego dejarlo encerrado en el baño del local.
De acuerdo con el relato que brindó a El Esquiú.com el dueño del local comercial que se dedica a la venta de insumos para panaderías, todo comenzó cerca del mediodía del lunes, cuando se encontraba sentado en la oficina de su comercio esperando la llegada de uno de sus empleados.
En determinado momento Abud vio ingresar por la puerta del local, ubicado en avenida Sánchez Oviedo 385, a un sujeto ataviado con un casco protector para motociclistas y con su rostro cubierto, y por debajo del mismo una bandera con los colores de, lo que él supuso, sería el club Villa Cubas.
Inmediatamente y sin dejarle oportunidad de reaccionar, el sujeto se acercó y le colocó un arma en la cabeza, exigiéndole, al mismo tiempo, que le entregara todo el dinero.
Mientras profería todo tipo de amenazas en contra del comerciante, el ladrón lo obligó a que mirara hacia un lado, sin que pudiese verle el rostro, lo que hacía ejerciendo fuerza con el arma sobre su cabeza.

El maletín

Abud explicó que el cómplice del individuo, un motociclista que hasta ese momento lo esperaba afuera, hizo su ingreso al local y comenzó a apresurar al asaltante, diciéndole “dale, Tucu, vamos. Agarrá el coso negro”.
El ladrón se refería, evidentemente, a un maletín que se encontraba a un lado del escritorio del comerciante, en el que no había más que papeles y documentación, según relató.
Los asaltantes, al encontrarse con que el maletín, que parecía ser su objetivo, no contenía dinero, se pusieron a revisar los cajones del escritorio, lugar en el que hallaron la suma de $10.000, de los cuales se apoderaron.
La víctima explicó que ambos sujetos, sin dejar de amenazarlo verbalmente y apuntarle con el revólver, lo obligaron a ingresar al baño, donde lo dejaron encerrado.
Abud manifestó que el conocimiento que los hombres tenían sobre su maletín y otros elementos existentes en el local comercial le da la pauta de que se pordría tratar de una “entregada” de alguien cercano a su entorno, pero que no sospecha de nadie en particular.
Fuentes de El Esquiú.com pudieron saber, además, que algunas horas antes el comerciante había entregado $50.000 que, aparentemente, estaban en el mencionado maletín. El comerciante, por su parte, indicó que los $10.000 que los ladrones le sustrajeron era un dinero que estaba reuniendo para pagarle a un proveedor.
El propietario del local radicó la denuncia en la Unidad Judicial correspondiente a la jurisdicción y entiende en el caso, a su vez, el fiscal de la Unidad de Delitos Criminales.

Comentarios

Otras Noticias