Una de las sobrevivientes del accidente también pidió justicia

martes, 12 de marzo de 2013 00:00
martes, 12 de marzo de 2013 00:00

Una de las personas que acompañó la protesta fue Noelia Toledo, una de las jóvenes que ese domingo a la madrugada iba en el remís que fue colisionado por el automóvil de Kotler.
La muchacha, que camina con dificultad ya que recién el miércoles pasado fue dada de alta del hospital en donde estuvo internada desde el día del accidente, indicó que todavía le restan veinte días más con el cuello ortopédico y que son muchas las evaluaciones y controles que le están haciendo los profesionales médicos que la asisten.
Asimismo, Noelia aseguró que “nadie de la familia Kotler se acercó a ningún miembro de mi familia para ofrecerme asistencia”, y que su amiga continúa aún internada.
La joven relató que el día del accidente viajaba en el remís por ese tramo de la avenida Ocampo y que en determinado momento “todo se puso negro”, así que no recuerda nada de lo sucedido hasta que recuperó la consciencia.
Allí fue sacada por el conductor del remís de adentro del coche, puesto que estaba atrapada entre los asientos, y una vez que éste lo retiró pudo bajar para encontrarse con la desgarradora escena que el impacto entre los tres vehículos dejó a su paso.
“No sé si venía corriendo picadas o apurado para ir al baño; es lo mismo... Pero imagínese a qué velocidad venía para causar todo el daño que causó”, manifestó Noelia, asegurando que a pesar del dolor que tiene, no quiso dejar de sumarse a la marcha para pedir justicia por Pablo Camaño.

Comentarios

Otras Noticias