Juicio a las curanderas

miércoles, 13 de marzo de 2013 00:00
miércoles, 13 de marzo de 2013 00:00

Modesta Rosa Chumbita y María Amalia García continúan ocupando el banquillo de los acusados en la Cámara Penal Nº 1, en la prosecución del juicio que se lleva a cabo para comprobar su culpabilidad o inocencia por la muerte de Miguel Ángel Cativa en septiembre de 2002.
García fue llamada a declarar, pero se abstuvo de hacerlo por recomendación de su abogado defensor, Víctor García.
Además, la otra imputada solicitó permiso a los jueces para ampliar su declaración, momento en que manifestó que le había llegado información de que el joven había discutido con un primo a causa de una moto que le había vendido, y que éste lo había amenazado, e inclusive, habían acordado encontrarse para mantener una pelea.
A su vez, habló de un puñal dorado que tenía como adorno en su casa, objeto que en su momento había sido tomado por el fallecido, según la versión de la acusada, para agredir a su propio padre.
El debate continúa hoy.
 

Comentarios

Otras Noticias