Sangriento crimen en Santa María

Dijo que los vio teniendo sexo y después “se le nubló todo”

Anoche fue indagado el presunto homicida de Ramón Flores, quien dio su versión de los hechos.
lunes, 18 de marzo de 2013 00:00
lunes, 18 de marzo de 2013 00:00

Anoche, desde las 21, se llevó a cabo la indagatoria a Federico Gustavo Sánchez, imputado por el homicidio simple de Ramón Flores, quien fue encontrado por la policía este último sábado a la mañana degollado en las escaleras del bar de su propiedad.
El joven de 27 años, más conocido como “El Santeño”, dijo que esa noche fue al bar El León porque su mujer, Marta Pérez, trabajaba allí y comenzaría él a hacer lo mismo desde ese día, y luego de cerrar el local, se quedó con Flores, su pareja y el cocinero oriundo de Cafayate “tomando algo”.

La historia
La pernoctada en el bar cerrado se dilató desde las 5.30 de la mañana hasta cerca de las 7, y en un determinado momento Sánchez notó que de la mesa que compartían, faltaban su novia y el dueño del lugar.
Según fuentes judiciales, el joven declaró ante el fiscal que fue a la cocina del local, donde encontró a ambos teniendo relaciones sexuales, lo que le causó gran enojo y lo llevó a atacar a los amantes.
Sánchez, según su declaración, los golpeó a ambos y se desató una pelea entre los dos, momento en que recibió un fuerte golpe en la frente por parte de Flores, que le hizo sangrar.
El joven admite que le propinó golpes a Flores, pero dice que, así también, los recibió por su parte.
En la continuidad del relato del “Salteño”, asegura que luego de la violenta embestida de Flores, observó cómo tomaba un cuchillo con una de sus manos y desde ese momento “se nubló su entendimiento”, según indicaron las fuentes, por lo que desde allí en adelante no recuerda nada más.

Ataque de ira

Sánchez, en su declaración, admitió que la pelea existió y que en el transcurso de la misma hirió a su novia, producto del ataque de ira que le causó verla teniendo sexo con Flores en la habitación contigua a la que él estaba.
La joven recién ayer fue dada de alta y presentaba cortaduras de arma blanca en los muslos, la cara y los labios.

Comentarios