Juicio a las curanderas

Desistieron de los testigos y el miércoles son los alegatos

sábado, 23 de marzo de 2013 00:00
sábado, 23 de marzo de 2013 00:00

En la Cámara Penal Nº1, ayer tuvo lugar una nueva jornada del juicio en contra de Modesta Rosa Chumbita y María Amalia García, las dos curanderas acusadas de asesinar a Miguel Angel Cativa, de 27 años, en septiembre de 2002.
Por un lado, se dio a conocer que las partes decidieron desistir del resto de los testigos que se encontraban pendientes en la nómina, y por ese motivo, al finalizar la jornada del debate de este viernes se pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, cuando tendrán lugar los alegatos de cada una de las partes y la sentencia.
Cabe destacar que ayer declaró Rodolfo Rivas López, quien en 2002 vivía en la casa de “Rosita” Chumbita, una de las imputadas por el crimen.
El hombre, en ese momento pareja de una de las hijas de Chumbita, dio a conocer algunos detalles difusos de lo que pasaba en esa casa, donde la víctima permanecía durante varias horas al día por ser el ayudante de las mujeres.
Por una parte, se refirió al día en que la moto de Cativa sufrió un atentado, por parte de desconocidos que le quemaron el asiento de su vehículo.
Rivas aseguró que en aquella oportunidad, con otro yerno de Chumbita, sofocaron el fuego antes de que los daños fueran mayores y que el fallecido había sindicado como posibles autores de la agresión a “esos pu... de mier... de abajo”, refiriéndose, según el testigo, a un grupo de travestis que vivían a una cuadra de donde se encontraban.
Asimismo, el hombre hizo una breve caracterización de Cativa, manifestando que el joven era “cambiante” y había días en los que no se podía hablar con él.
A su vez, el hombre habló de su conocimiento, a través de dichos, de que Cativa tenía una relación con una trabajadora sexual, de la que era “fiolo”. La joven, conocida como “Francis”, era hermana de una travesti y habría conflictos relacionados con la relación que mantenía con ambas.
Resta esperar hasta el miércoles, cuando cada parte expondrá sus conclusiones finales y podría dictarse la sentencia para las mujeres, significando su condena o absolución.
 

Comentarios

Otras Noticias