Crimen de la psicóloga

“Nadie está buscando al verdadero asesino de Rojas”

El padre de Mauro Orce asegura que las pruebas de ADN que llegarían en la semana lo exoneran.
sábado, 23 de marzo de 2013 00:00
sábado, 23 de marzo de 2013 00:00

El padre de Mauro Orce, único imputado por el crimen de María Eugenia Rojas, manifestó que los familiares y amigos de la psicóloga insisten en la culpabilidad de su hijo porque son instigados por el abogado querellante, Enrique Lilljedhal, quien días atrás solicitó a los fiscales el agravamiento de la imputación que pesa sobre el acusado.
En este sentido, y en respuesta a los dichos de los familiares y amigos de la psicóloga que el viernes a la noche marcharon una vez más en la plaza pidiendo justicia y señalando a su hijo como el reponsable por su muerte, Mario Orce indicó que “son instigados por Lilljedhal”, pero que lo más lamentable de todo es que en estos momentos “nadie está buscando al verdadero asesino de María Eugenia”.

El ADN

Sosteniendo una vez más la inocencia de su hijo, Orce lamentó la manera en que la Justicia está llevando adelante el caso, y las dilaciones innecesarias que se dan en torno a la obtención de las pruebas que lo exonerarían definitivamente de la causa.
Sobre este punto, Orce indicó que no entiende por qué se demoran tanto las pruebas de ADN que la Justicia local envió a ser analizadas en Jujuy, y que a partir de averiguaciones particulares, supo que realizando este mínimo análisis en la provincia o en Córdoba, tiene una demora de quince días para ser entregadas y agregadas a la causa.
Orce dijo que hay muchas posibilidades de que en los primeros días de la próxima semana lleguen a Catamarca. “Ya se demoraron sesenta días y todavía las pruebas de ADN no están”, expresó, lamentando que la privación de la libertad de Mauro es lo que está en juego, lo que debería ser un motivo para que se agilicen estos procesos.
A su vez, el padre del imputado aseguró que la defensa espera con ansias el arribo de estas pericias, porque están confiados en que lo exoneran de cualquier tipo de responsabiidad.
“Las pruebas son concluyentes”, aseveró Orce.
El padre del acusado, además, en una carta abierta (que El Esquiú.com publicará en su edición de mañana) marca algunas contradicciones en las que incurre el abogado querellante, y cuestiona los fundamentos utilizados para pedir la prisión preventiva de Mauro.

Crimen

Cabe recordar que María Eugenia Rojas, de 31 años, fue hallada muerta en su departamento ubicado en avenida Virgen del Valle cuando una dotación de Bomberos arribó a sofocar un incendio que se estaba desatando en su domicilio.
Los uniformados, al ingresar al lugar, se encontraron con una inesperada escena: bajo un colchón y otros elementos que había en el lugar, a medio quemar, se encontraba el cuerpo apuñalado de la joven psicóloga.
De acuerdo con las primeras pericias efectuadas en el lugar de los hechos, alguien estuvo allí, hubo una pelea -según los dichos de su vecino de abajo, que escuchó gritos desgarradores a las 3.25- y esta misma persona es quien la apuñaló hasta darle muerte.
Entrada la noche de ese 29 de enero, el asesino trató de borrar las huellas que podrían incriminarlo y prendió el fuego que llamó la atención de los vecinos, quienes inmediatamente llamaron a los Bomberos.

Comentarios

Otras Noticias