Sigue grave la médica atropellada que rechaza transfusión

Tiene 74 años y el miércoles fue atropellada por un colectivo.
domingo, 31 de marzo de 2013 00:00
domingo, 31 de marzo de 2013 00:00

Continúa en grave estado la mujer, de 74 años, atropellada el miércoles pasado por un colectivo. La víctima fue arrollada cuando el colectivo dobló en esa esquina y la mujer ya había bajado a la calle para cruzar. El jefe de Guardia del Hospital de Urgencias, Maximiliano Tittarelli dijo: "Mantiene el estado de shock hipobolémico y en coma farmacológico".

"La paciente sigue grave", dijo. El presidente de la empresa de colectivos, Alberto Giménez, dijo que se abrió un sumario al chofer para determinar responsabilidades. Tras el accidente, la mujer llegó en grave estado al Hospital de Urgencias, pero lúcida.

La accidentada es de profesión obstetra y en ese momento le manifestó a los médicos que no quería recibir transfusión de sangre ya que profesaba la fe de los Testigos de Jehová. Así lo expresó el médico José Brito, que atendió a la mujer cuando llegó a ese centro de salud.

Brito agregó: "La paciente continúa en estado crítico con asistencia mecánica respiratoria, ella desde un principio expresó que no quería recibir transfusiones". El médico señaló asimismo que "existe la posibilidad de judicializar el caso y que un juez autorice la transfusión, pero hasta ahora se respetó la decisión de la paciente".

"La familia nos acercó un acta firmada ante escribano donde la paciente expresó su voluntad de no recibir transfusión de sangre", agregó Brito. La paciente presenta heridas en su brazo y pierna derecha, además de traumatismos en la zona toráxica y abdominal. Brito explicó asimismo que otros fieles de esa fe ofrecieron a los médicos tratamientos alternativos a la transfusión de sangre.


Qué dicen los Testigos de Jehová


José Carlos Airano es coordinador del Comité de Enlace para los Hospitales de los Testigos de Jehová , explicó las razones médicas y de fe para no recibir sangre y recordó que existen dos fallos de la Corte Suprema que avalan esta postura.

Airano recordó el caso del joven Pablo Albarracini que se negó a recibir una transfusión de sangre, a pesar de encontrarse en estado crítico. "En el caso Albarracini, con métodos alternativos, salió adelante", aclaró Airano. "Los métodos alternativos son iguales o superiores al uso de sangre de banco", agregó.

Airano también agregó: "No puede garantizar nadie que una transfusión sacará adelante un paciente. Puede suceder que eso no ocurra". El coordinador también recordó que la Organización Mundial de la Salud "también cuestiona las transfusiones por la gran cantidad de contagios". Airano contó que tiene "23 años tratando estos casos y nos han transfundido más de una vez y los paciente muchas veces han fallecido, pero por ética no queremos polemizar".

En cuanto a la explicación religiosa, Airano dijo: "El principal motivo es el mandato bíblico que ocurrió en el año 49 en el primer Concilio cristiano judeo en Jerusalén con los apóstoles de Jesús y los hombres mayores edades de aquel entonces que manejaban la congregación cristiana, quienes bajo el Poder del Espíritu Santo deberían abstenerse de la sangre, de la fornicación , de la idolatría según el libro bíblico de Los Hechos, capítulo 15, versículo 28".

"Abstenerse de la sangre significa no usarla como alimento, ni como tratamiento como los médicos creen que es muy efectivo, y que en la realidad no lo es tanto", explicó Airano. "Esta mujer es obstetra, conoce muy bien los beneficios y riesgos que puede tener una transfusión de sangre", agregó. "Nadie puede garantizar por escrito que una transfusión puede sacar adelante un paciente", enfatizó Airano.

Como método alternativo, el coordinador señaló además: "Todos los Testigos que hemos manejado en Córdoba con hemoglobina 3.1 sobrevivieron sin transfundirse".

Cadena 3

Comentarios

Otras Noticias