En el Balneario Monte Hermoso

Un rayo mató a un nene mientras jugaba al fútbol con amigos

La víctima, oriunda del partido bonaerense de Moreno, tenía 13 años. Recibió la descarga eléctrica mientras jugaba a la pelota.
domingo, 31 de marzo de 2013 00:00
domingo, 31 de marzo de 2013 00:00

Un menor de 13 años perdió la vida ayer en la ciudad balnearia de Monte Hermoso de la provincia de Buenos Aires, como consecuencia de la fuerte tormenta, cuando estaba jugando al fútbol con otros chicos y lo alcanzó un rayo.
El chico fue identificado por las autoridades del Hospital Municipal Doctor Ramón Carrillo como Gonzalo Díaz, con domicilio en el partido bonaerense de Moreno, a unos 35 kilómetros de la Capital Federal, quien había llegado a esta localidad balnearia junto a su familia para disfrutar del fin de semana largo.
El lamentable episodio se produjo alrededor de las 18 de la víspera, apenas media hora después del inicio de una copiosa lluvia.
El fenómeno meteorológico estuvo acompañado por una fuerte tormenta eléctrica y la caída de un importante número de relámpagos y rayos.
Se indicó que uno de ellos fue el que alcanzó al adolescente mientras jugaba al fútbol con otros chicos, en una cancha improvisada en un predio ubicado en la calle Formosa, entre Felipe Deluster y Puerto Madryn (a unas nueve cuadras de la playa).
De inmediato tomaron intervención en el hecho una doctora y personal auxiliar del hospital municipal, quienes se trasladaron hasta el lugar en una ambulancia.
Trascendió que los médicos realizaron tareas de reanimación, aunque al no obtener resultados decidieron trasladar a la víctima al centro asistencial montehermoseño.
Allí se continuó con las tareas para tratar de recuperar al menor, aunque poco antes de las 19 se declaró su fallecimiento.
El comisario Carlos Gallicchio, a cargo de la seccional local, informó que se cumplió con los trámites de rigor y, tras firmar el correspondiente certificado de defunción, el cuerpo del chico fue entregado a sus familiares, quienes anoche tenían previsto regresar a su ciudad de origen.
Trascendió que el niño había llegado a Monte junto a su familia (son parientes de un enfermero profesional del centro de salud municipal) apenas tres horas antes del lamentable episodio, cuando la jornada era aún soleada y calurosa.

Fuente: La Nueva
 

Comentarios

Otras Noticias