Cuatreros casi matan a un puestero en la cordillera

El dueño de los animales los habría encontrado faenando un vacuno de su propiedad.
lunes, 04 de marzo de 2013 00:00
lunes, 04 de marzo de 2013 00:00

Tomó estado público un hecho que sucedió la semana pasada en el puesto denominado La Coipa, en nuestra cordillera, donde un puestero dueño de varios animales fue brutalmente agredido por varios cuatreros que estaban faenando un vacuno cuando los encontró.
La víctima identificado como Lucas Siárez, de unos 30 años aproximadamente, quien al ver en estado sospechoso una camioneta que sería de una empresa ingresando a un campo donde estaban los animales de su propiedad, decidió buscarlo a bordo de su motocicleta. Al llegar al lugar, lo cuatreros, de quienes no se puede suministrar nombres, habrían estado cavando una fosa para enterrar las viseras y cuero de una vaca que ya había sido faenada. Fue entonces que Siárez fue en reclamo por la actitud ilegal que estaban realizando y recibió como repuesta una brutal agresión en patota por parte de los cuatreros que casi le provocan la muerte, quien con las pocas fuerzas que le quedaban pudo huir en la motocicleta y recorrer unos 6 km hasta el puesto Pastos Largos, donde fue socorrido por otro puestero de apellido Quiroga, quien comentó que Siárez al llegar en el lugar se desvaneció por las hemorragias que tenia. Fue entonces que en su vehículo lo traslado inmediatamente hacia Fiambalá, debiendo recorrer más de una hora de viaje para salvarle la vida a Lucas Siárez.
Según datos extraoficiales, el puestero Siárez tendría múltiples hematomas, cortes, fisura de cráneo, importante pérdida de sangre, entre otras lesiones, debido a que los cuatreros lo habrían agredido con una pala que usaban para cavar. Situación que puso en serios riesgo su vida.
Personal de gendarmería Nacional y Policía de la Provincia estarían trabajando en la investigación de este lamentable hecho que ya tomó intervención la Fiscalía de la 5° Circunscripción de la cabecera departamental.
La familia de Siárez habrían nombrado a dos abogados de renombre del departamento para realizar los trámites legales contra los agresores que pertenecerían a una conocida empresa propietaria de campos en la región, y que además en este caso habrían utilizado la camioneta de la empresa donde trabajan estas personas para delinquir.
Este hecho deja por descubierto aquel anticipo que habíamos realizado por El Abaucán Digital cuando se levantó el control policial caminero en el paraje Guanchín, para trasladar el conteiner hacia al cruce de las Rutas N° 60 y 40, a la altura de Cerro Negro, dejando la cordillera al descubierto como si fuera “tierra de nadie”, dando lugar a delitos como estos, que atentan a la fauna silvestre y la pesca descontrolada, por ser de publico conocimiento en Fiambalá que foráneos vienen y causan “destrozos” en toda la cordillera y nadie hace nada.
En este sentido el grupo de ambientalistas que existe en el departamento, tampoco hacen nada, haciendo “la vista gorda” a este tema que ya existe y es de mucha preocupación, que causa daños ambientales irreversibles, violando leyes nacionales vigentes que protege la flora y fauna silvestre.
Desde el gobierno nunca más hablo de la reposición del conteiner que estaba destinado exclusivamente para evitar estos delitos, además de cumplir importantes tareas con el tránsito por el Paso Internacional San Francisco. “Desvistieron un santo para vestir otro” y causaron grandes inconvenientes.

Fuente: elabaucandigital.com

Comentarios

Otras Noticias