Los uniformados debieron liberar a un ladrón tras ser rodeados y apedreados

Lograron disuadir a los revoltosos al solicitar colaboración de otras comisarías, Infantería y grupo GIR.
lunes, 04 de marzo de 2013 00:00
lunes, 04 de marzo de 2013 00:00

Ayer a las 17.30, dos sujetos a bordo de una motocicleta Yamaha Crypton cometieron un arrebato en inmediaciones del Cementerio Municipal.
Inmediatamente efectivos de la Comisaría Décima iniciaron una persecución que finalizó en la esquina de la calle Correa esquina Mate de Luna cuando uno de los delincuentes fue aprehendido, y el otro ingresó a una vivienda.
Al momento de la aprehensión, de otra casa salió un sujeto con un arma de fuego y amenazó a los uniformados que se encontraban en el procedimiento, mientras que un grupo de vecinos los rodeó y empezaron a apedrearlos, por lo que tuvieron que liberar al delincuente.
Al ser superados por la situación, los efectivos solicitaron la colaboración del personal de las Comisarías Segunda, Tercera, Novena, Infantería y Grupo GIR, y finalmente lograron disuadir a los revoltosos efectuando disparos al aire, para poder retirarse del lugar sin poder capturar a los ladrones.
Cabe señalar que el móvil resultó dañado y tres efectivos sufrieron algunas lesiones tras ser alanzados por algunas piedras.
 

Comentarios

Otras Noticias