Fue encontrado por ciclistas que dieron aviso a las autoridades

Hallaron cuerpo descuartizado y sumergido en el dique El Jumeal

Policía, peritos forenses, buzos tácticos y el fiscal Miguel Mauvecín intervinieron en el lugar del hecho.
martes, 05 de marzo de 2013 00:00
martes, 05 de marzo de 2013 00:00

Un macabro descubrimiento fue reportado por transeúntes que paseaban ayer por la tarde, alrededor de las 17.30, por uno de los claros de la cola del dique El Jumeal. Dos ciclistas de descenso, según la información confirmada por fuentes policiales, dieron aviso telefónicamente a la Policía sobre la presencia en el lugar de varios restos diseminados en las orillas del dique.
Al tomar conocimiento del hecho, dos motoristas de la comisaría Cuarta llegaron al lugar para corroborar la denuncia y efectivamente se dieron con una escena extraña, ya que había partes de lo que sería un cuerpo humano descuartizado en diferentes sectores e incluso flotando en el agua.
Al momento se dio participación a la Unidad Judicial de la circunscripción, se convocó a los peritos forenses, dos buzos tácticos y también al fiscal en turno de la Unidad de Delitos Especiales, Miguel Mauvecín, para tomar intervención en el hecho. En el lugar, tomadas todas las medidas precautorias para no “ensuciar” el escenario, los buzos y forenses encontraron, marcaron y catalogaron alrededor de siete partes distintas que estaban diseminadas y que, según trascendió, son parte de una fisonomía humana de muy difícil identificación dado el estado de “hinchazón” líquida que presentaban las extremidades encontradas. No obstante, se especula que el cuerpo no tendría más de dos semanas de putrefacción y que sería de una persona de entre 30 y 40 años.
Si bien en un primer momento trascendió por medios de comunicación que una cabeza producto de una decapitación había aparecido en el lugar, esto fue descartado por fuentes extraoficiales, aunque sí se encontró un mechón de cabello marrón y largo que correspondería al cuero cabelludo de la presunta persona fallecida. Además, un muslo de gran tamaño, un brazo con un tatuaje casero y otros trozos menores se sumaron al dantesco escenario que enfrentaron los forenses.
Sin embargo, cabe resaltar que hasta el momento no ha sido encontrado el resto del cuerpo diseccionado y resta hallar el torso, que probablemente siga sumergido en las aguas del dique, la cabeza misma y el resto de las extremidades.
Hasta el cierre de esta edición, fuentes oficiales consultadas no descartaban ninguna hipótesis en torno al macabro descubrimiento y todavía restaba conocer el informe del médico de la Policía para corroborar la procedencia real de los restos.
En este sentido, cabe destacar que una vez con el informe en manos, los investigadores se abocarían al esclarecimiento del deceso en sí; actualmente, como primera medida, la investigación pasa por dilucidar los datos básicos del hallazgo.
Por último, es necesario tener en cuenta que dadas las condiciones en que fueron hallados los restos, posiblemente los investigadores deban recurrir a laboratorios especializados situados en otras provincias para analizar el material recabado en el lugar del descubrimiento. Además, otras inmediaciones del dique permanecerían cerradas durante la mañana de hoy para que los buzos tácticos sigan trabajando con la luz del día.

Pedazos

En el lugar del hecho se encontraron varias partes corporales diseminadas. Entre los macabros hallazgos hay un muslo, algunos rastros de cabello, y un brazo con lo que sería un tatuaje casero de tinta china.

Comentarios

Otras Noticias