Rodrigo Álvarez Parma

Pide ayuda a la Justicia porque no puede ver a su hijo hace 264 días

Su expareja y sus suegros llevaron al pequeño al Sur en contra de la disposición de la Justicia, que le dio la guarda a él.
lunes, 01 de abril de 2013 00:00
lunes, 01 de abril de 2013 00:00

Hace 264 días que Rodrigo Álvarez Parma no puede ver a su hijo Theo, que actualmente tiene un año y su madre lo llevó a vivir a Río Gallegos, en contra de las disposiciones de la Justicia.
La historia que Rodrigo tiene para contar sin dudas conmueve y produce indignación, ya que, como en otras oportunidades reflejara El Esquiú.com, viene llevando adelante una lucha sin descanso para poder ver a su pequeño hijo, lo que por cuestiones completamente injustificables, la madre del pequeño no le permite.
Rodrigo relató que por estos momentos está luchando para que se cumpla con lo que la Justicia de Catamarca dispuso, que la guarda del pequeño esté a su cargo, pero a pesar de ello, a causa de algunas trabas burocráticas que se le impusieron en Río Gallegos, esto no se puede concretar.
El afligido padre explicó que en agosto del año pasado, el Juzgado de Familia de la provincia le otorgó la guarda de Theo, luego de que en reiteradas oportunidades la madre del pequeño incurriera en el delito de “impedimento de contacto” y se hubiera ausentado de las audiencias a las que debía asistir.

“Resolución”

Incluso, en la última audiencia a la que la madre faltó, ignorando todo cumplimiento de la ley, debía hacer entrega del menor a su progenitor, pero ese mismo día viajó al Sur con el bebé en su poder. En esa oportunidad, la mujer envió a su abogado con una nota, explicando que debía viajar de urgencia a su provincia natal porque alguien había ingresado a su domicilio y le había robado un perfume de Paco Rabanne. Tanto los representantes de la Justicia catamarqueña como la familia de Rodrigo y su abogado se sintieron burlados ante esta declaración y Rodrigo decidió viajar hasta Santa Cruz para traer consigo a su pequeño hijo, pero esto no fue posible.
De acuerdo con lo que el papá de Theo relató, la madre del menor no asistió a la audiencia que los juzgados de Familia de ambas provincias habían dispuesto, y cuando fue hasta el domicilio de ésta, no había nadie.
Rodrigo se quedó por un lapso de quince días en Río Gallegos, pero no pudo dar con el paradero de su ex pareja y, por lo tanto, tampoco ver a su bebé.
Teniendo en cuenta que todo lo relatado aconteció en agosto de 2012 y aún Rodrigo no tiene respuestas y sigue sin poder ver a su hijo, la semana pasada, él y sus familiares y amigos realizaron una marcha frente al Paseo de la Fe para pedir a las autoridades que hagan algo para que se cumpla lo estipulado por la Justicia.

Incertidumbres

El papá de Theo expresó sus temores e incertidumbres en torno al bienestar de su hijo, ya que desconoce si al pequeño le están brindando la atención y el cuidado que requiere.
Un dato preocupante es que cuando los padres de su ex novia vivían en Catamarca, en momentos en que el pequeño tuvo un problema de salud, éstos decidieron llevarlo a un curandero en vez de a un médico, lo que le causa gran preocupación en el caso de que sigan adelante con este tipo de accionar.
Además, se mostró dolido porque desconoce si su hijo ya tiene su DNI y de qué manera fue registrado, ya que mientras estuvo el bebé en Catamarca, la madre no le dio oportunidad de realizar los trámites necesarios en el Registro Civil.

Temores

Rodrigo manifestó que tiene temor por la manera en que su hijo esté siendo cuidado por los padres de su ex novia en el Sur del país.

Relación rechazada

Cabe recordar que Rodrigo conoció a su mujer, oriunda de Río Gallegos, en la provincia y luego de un tiempo de convivencia, la joven dio a luz al pequeño Theo. Cuando el bebé tenía tan sólo meses, los padres de la mujer vinieron a la provincia y se opusieron terminantemente a su relación. Allí comenzaron a surgir los problemas entre ambos, a punto tal que terminaron separándose.
Rodrigo explicó que lo único que los padres de su ex novia tenían en su contra, y por lo que hicieron todo lo posible para que la relación entre ambos llegue a su fin, es un problema en el habla que él padece desde pequeño a causa de una enfermedad, lo que, de todas formas, no justifica su accionar, más aún teniendo en cuenta que llegan al punto de ignorar a la Justicia reiteradamente.
El padre anticipó que viajará nuevamente al Sur para tratar una vez más de reencontrarse con su pequeño.
 

Comentarios

Otras Noticias