Santa María

Protesta luego de la elevación a juicio de la causa por la muerte de Mamaní

El fiscal Marcelo González se defendió de las críticas y explicó por qué hay un solo imputado por la muerte del joven.
jueves, 11 de abril de 2013 00:00
jueves, 11 de abril de 2013 00:00

Familiares y allegados del fallecido Daniel Mamaní (21) se manifestaron ayer frente al edificio de la Fiscalía de Santa María, en disconformidad con las imputaciones de la elevación a juicio de la causa.
Desde las 2 de la madrugada, los protestantes se apostaron en el lugar y pasaron la noche a la intemperie. Durante el transcurso de la medida se vieron carteles, pancartas, elementos de percusión y neumáticos quemados.
Rolando Mamaní, padre del joven que falleció luego de una golpiza recibida en un local bailable, volvió a decir que el fiscal no puede llevar a cabo la investigación satisfactoriamente y señaló: “Lo único que queremos es que este fiscal (por Marcelo González) se retire de la Fiscalía de Santa María [...] El no trabajar, salir con mentiras, le pido al pueblo que me acompañe”.
Según se pudo conocer, el descontento surge a partir de que la causa fue elevada a juicio llevando a sólo un imputado, el joven Nicolás Gutiérrez, quien enfrentará la acusación de “homicidio preterintencional”. Los allegados de Mamaní pretendían que también responda ante un tribunal Juan Maita, quien habría sido instigador de la pelea dentro del boliche “Diamante Disco”. Además, señalan a otros involucrados en la pelea. De acuerdo con lo que informó un medio santamariano, temen que el caso tenga una sentencia excarcelable.

Por qué

En diálogo con El Esquiú.com, el fiscal santamariano Marcelo González sostuvo que ya presentadas las oposiciones por el querellante Oscar Romero, el sobreseimiento de Maita y la elevación a juicio de Gutiérrez son cuestiones que debe resolver el juez. Además, indicó que la reconstrucción se realizó luego de notificarlo.
“Cuando uno acusa a una persona de ser autor y a los otros de partícipes, se necesita que haya un acuerdo y eso no se advierte, por cuanto se trata de un suceso imprevisto, es una gresca dentro de un boliche”, indicó González, quien aclaró que incluso Gutiérrez le propinó un golpe de puño a Mamaní como reacción al ver la trompada que recibió su amigo.
“La obstaculización para llegar al debate resulta incomprensible. Además, se pide que se califique como homicidio simple, donde tiene que haber una intención, un dolo para cometer la muerte. La trompada no es un medio idóneo para provocarla razonablemente, no puede equipararse como homicidio simple”, remarcó el fiscal, agregando que “si se hubiera elevado a juicio así, la conclusión de los jueces sería que tienen que absolverlo, ya que hablaríamos de un hecho que no cometió, que no se configura”.
En cuanto a la absolución del joven Maita, señaló que “quedó corroborado por los testimonios de ambos círculos de amigos que no pegó ni ocasionó la caída”.
Finalmente, hizo referencia a que “Romero señala que se vendía bebidas a personas que no tenían edad para adquirirlas, lo cual no forma parte del delito sino que sería una contravención. Si cree que había una cuestión de inobservancia, él además es abogado de la municipalidad”.

Comentarios

Otras Noticias