Nuevo caso de mala praxis

Erróneamente dieron por muerta a beba prematura

Ocurrió en un nosocomio privado. Al retirar el cuerpo advirtieron que se movía.
sábado, 27 de abril de 2013 00:00
sábado, 27 de abril de 2013 00:00

La Justicia lleva a cabo una investigación de oficio respecto a un preocupante nuevo caso de mala praxis, esta vez acontecido en un centro de salud privado. A una mamá prematura le informaron erróneamente que su beba había fallecido, pero esto no era así.
Si bien los hechos recién trascendieron públicamente ayer, habrían ocurrido el martes.
Una mujer en estado de gravidez de apellido Herrera fue ingresada en un instituto de salud ubicado en el centro capitalino, debido a que presentaba un cuadro de apendicitis. Ante la inminente intervención quirúrgica, se practicó primero una cesárea a la mujer, quien tenía un embarazo de 27 semanas de gestación.
Sin embargo, luego del procedimiento, los facultativos que asistían a Herrera le dieron aviso de que la prematura beba había fallecido luego de nacer, pesando apenas 650 gramos.

Movimientos

Desconsolada, la flamante mamá pidió ver a su hija, lo cual le fue concedido. Una pariente de la mujer fue a buscar a la beba en el subsuelo.
Pero al cargarla entre sus brazos, la mujer advirtió que la recién nacida presentaba signos vitales. Herrera le señaló a la enfermera que la beba presentaba leves movimientos en sus manos, pero la asistente médica descartó la apreciación aduciendo que se trataba de actos reflejos. Seguidamente, las mujeres advirtieron que la criatura movía su boca y las piernas, por lo que se enfurecieron con el trato recibido y el diagnóstico errado.
Seguidamente, Herrera pidió ser trasladada hacia la Maternidad Provincial 25 de Mayo, donde los facultativos de dicha institución comenzaron a tratar a la beba para intentar revertir el grave cuadro que presenta.

Indignación

Los familiares expresaron enérgicamente su malestar con la forma en la que fue atendida Herrera y se dirigieron hacia el edificio de Fiscalía a radicar la pertinente denuncia, aunque por cuestiones personales no lograron concretarla. No obstante, la Unidad Fiscal de Delitos Criminales en turno, a cargo de Víctor Figueroa comenzó a trabajar de oficio en la causa.
Según se pudo conocer, hacia el cierre de esta edición ya se habrían impartido las primeras medidas a los fines de esclarecer el preocupante hecho acaecido en el centro de salud privado. En este sentido, se ordenaría el secuestro de las historias clínicas.
 

Comentarios