Habló con efectivos policiales tras ser arrestado

“Bebe” Cano reconoció el crimen, está detenido y pasa a indagatoria

Según fuentes oficiales, la confesión carece de “validez jurídica” y Cano deberá ratificar lo dicho en la indagatoria.
miércoles, 03 de abril de 2013 00:00
miércoles, 03 de abril de 2013 00:00

El arresto de Matías Damián “Bebe” Cano sería el punto final de la primera etapa de la investigación abierta para dilucidar el asesinato de Susana Aguilar, acaecido el pasado domingo en el edificio Leo IV. Es que según informaron fuentes consultadas por este medio, el principal sospechoso del crimen pasó a calidad de detenido. Los fiscales de la Unidad de Delitos Especiales lo imputarán y será indagado próximamente por el hecho de sangre.
Esta decisión tomada por los investigadores marca la pauta de que el proceso investigativo pasa ahora a la siguiente etapa, en la que el joven deberá convocar a un abogado defensor -varios nombres se barajan- y hacer frente a la acusación formal de los fiscales. No obstante, es vital resaltar que según informaron fuentes extraoficiales, el sospechoso confesó ayer mismo dos veces el hecho.
La primera, según explicaron fuentes consultadas que prefirieron mantener su identidad en el anonimato, habría acaecido en un domicilio al que el muchacho acudió para contar todo lo que había sucedido en la madrugada del pasado domingo y las razones del fatal desenlace. La persona que escuchó esta confesión, según se pudo conocer, lo echó de la casa minutos después de que el hombre hubiese reconocido el crimen.
Horas después de este encuentro, el sospechoso se dirigió al domicilio, donde finalmente fue encontrado por el personal policial que se había abocado a su búsqueda.
Por otro lado, según trascendió ayer al mediodía en varios medios a través de fuentes policiales, el sospechoso también habría asumido la responsabilidad por el crimen de Aguilar hablando con los pesquisas de la investigación.
No obstante, es necesario destacar que ninguna de estas confesiones tiene validez jurídica estricta e incluso fueron minimizadas por fuentes oficiales consultadas. Esto se debe a que la intención de los fiscales es formalizar la imputación y escuchar lo que el sospechoso tenga para decir en el marco de los procesos legales estipulados, es decir, la declaración indagatoria acompañado por un asesor legal que le recomiende a Cano los pasos a seguir. La mencionada indagatoria, según se estipula, podría ser realizada hoy mismo.
Por otro lado, con respecto a versiones periodísticas que dieron cuenta de la supuesta vinculación del sospechoso con el crimen de la psicóloga María Eugenia Rojas, cabe destacar que fuentes consultadas explicaron que Cano efectivamente fue demorado en aquél momento para ser interpelado por los investigadores y conocer dónde estaba al momento del hecho de sangre. En esa ocasión, el joven ofreció una coartada que fue corroborada y por esta razón se descartó que hubiese participado en ese hecho.
No obstante, no se deja de lado la hipótesis de que avanzando en la investigación por el asesinato de Susana Aguilar, se puedan conocer nuevos datos atinentes al otro crimen.

Evidencias

Con respecto a las evidencias que incriminan a Cano, cabe destacar que en el departamento de la mujer asesinada se encontró ropa y una identificación del sospechoso que aparentemente había sido dejada allí de forma deliberada para que se quemara en el incendio intencional. No obstante, estos elementos “sobrevivieron” y fueron la línea principal para dar con el joven.
Además, cabe destacar que al momento de ser encontrado el sospechoso tenía algunas marcas -heridas- en su cuerpo que abonarían la versión de un forcejeo entre él y su víctima. También es necesario subrayar que en un allanamiento realizado en un domicilio ligado al sospechoso se encontraron ropas con manchas de sangre que, según se estima, serían de la víctima del crimen.
Por último, trascendió que el arma del asesinato sería un cuchillo de gran tamaño que fue encontrado en el edificio Leo IV por los investigadores.

Cuchillo

En el edificio Leo IV, los pesquisas de la investigación encontraron un cuchillo que sería el arma del crimen. Otras evidencias -ropas y una identificación- lo incriminan de manera directa.

Comentarios

Otras Noticias