Violenta gresca a la salida de La Casona

Policía podría perder un ojo por una pedrada

Se detuvo a dos personas, sospechadas de haber iniciado la agresión.
miércoles, 01 de mayo de 2013 00:00
miércoles, 01 de mayo de 2013 00:00

Un violento episodio se produjo ayer por la madrugada a la salida de un conocido boliche bailable, donde un grupo de revoltosos terminaron hiriendo de gravedad a un efectivo policial, quien podría perder un ojo.
El hecho ocurrió a las 5.45 en las afueras del boliche “La Casona”, ubicado en la localidad de San Antonio, en el departamento Fray Mamerto Esquiú.
Un grupo de efectivos que se encontraban en el lugar prestando servicios adicionales, fueron agredidos por un grupo de jóvenes, los cuales reaccionaron con pedradas luego de ser sacados del interior del local bailantero por protagonizar incidentes en el mismo.
A causa de este accionar, un agente policial fue alcanzado por uno de los proyectiles, el cual impactó de lleno en su ojo derecho, causándole una grave lesión.
Los agresores emprendieron la huida de inmediato, sin embargo los otros efectivos apostados en el lugar lograron aprehender a dos jóvenes mayores de edad luego de una breve persecución. Además, se procedió a la demora de un menor. Según se pudo conocer, hacia el cierre de esta edición los sospechados de ser los autores de la agresión pasarían a calidad de detenidos. Durante el transcurso de esta jornada, todos serían indagados.
Paralelamente, al lugar fue convocada de urgencia una ambulancia, la cual trasladó al uniformado hacia la guardia del Hospital San Juan Bautista, donde el policía fue llevado hacia los quirófanos de inmediato, a los fines de operarlo para salvarle el ojo herido.
Momentos más tarde, se puso en conocimiento del hecho a la Unidad Fiscal de Delitos Correccionales en turno, a cargo de Javier Herrera, quien impartió las directivas a seguir. Se especula que en base a los informes médicos que recibirá el fiscal, la causa seguramente será girada hacia la Unidad Fiscal de Delitos Criminales, a causa de la gravedad de la herida padecida por el oficial.
De acuerdo a lo que se pudo conocer preliminarmente, el agente se encuentra estable pero con un grave cuadro, ya que podría perder la visión de su ojo o hasta tener consecuencias neurológicas como secuela.

Otra vez

El 27 de julio de 2012, el agente Silvio Soto perseguía junto a otros uniformados a dos arrebatadores que acababan de robarle a una mujer en las inmediaciones de avenidas Alem y Acosta Villafañez. Los delincuentes ingresaron a un domicilio y los efectivos fueron repelidos con una lluvia de objetos contundentes. Uno de ellos impactó en el ojo izquierdo de Soto, causándole la pérdida del mismo.

Comentarios

Otras Noticias