En la localidad de Antapoca, en la madrugada, tras un exitoso rastrillaje

Tras la fuga, atraparon al “niño Jota”

Efectivos de todas las reparticiones y grupos especiales participaron de la búsqueda. No contó con ayuda del exterior y es el primer fugado.
domingo, 26 de mayo de 2013 00:00
domingo, 26 de mayo de 2013 00:00

Jacobo “Jota” Jiménez (18) fue finalmente recapturado por efectivos de la Policía de la provincia tras una intensa búsqueda y sendos rastrillajes en los que participaron todos los grupos especiales de la fuerza de seguridad en conjunto con efectivos del Servicio Penitenciario y uniformados de las comisarías de Capital y Miraflores.
“Jota” fue aprehendido en adyacencias de la localidad de Antapoca, muy cerca del cauce del Río del Valle, luego de haber escapado a pie desde un puesto caminero. Previamente, según la información confirmada por fuentes policiales, Jiménez logró salir de las instalaciones del Servicio Penitenciario de Miraflores aprovechando una supuesta distracción durante la requisa final del horario de visitas y luego atravesando las múltiples alambradas del lugar por intermedio de escalamientos y pisando las peligrosas cortinas de púas “concertina”.
Luego, huyó por el descampado inmediato al Penal de Miraflores atravesando los matorrales espinosos; con posterioridad robó una camioneta aprovechando la distracción del conductor que había dejado estacionado el automóvil en la ruta nacional Nº38 y se dio a la fuga rápidamente.
Ya a la altura del puesto caminero del complejo industrial de El Pantanillo, “Jota” fue divisado y certeramente identificado por los numerarios apostados en el lugar; sin embargo, el joven logró evadir el control y se dio a la fuga en la camioneta robada. Kilómetros después, con las fuerzas policiales sobre la pista y muy cerca, abandonó la camioneta y se dio a la fuga a pie, internándose nuevamente en los campos lindantes con la ruta de Antapoca.
Alrededor de las 1 de la mañana, finalmente efectivos de la Policía de la Provincia dieron con su paradero y tras reducirlo, lo trasladaron inmediatamente a la Comisaría Décima, donde aguardó hasta la tarde de ayer el visto bueno para volver al Penal.
Como consecuencia de estos hechos, Jota podría afrontar imputaciones penales por daños, robo agravado por ser un vehículo dejado en la vía pública y resistencia a la autoridad.

El primero

La historia de Jacobo Jiménez suma de esta manera un nuevo capítulo: desde la construcción de las nuevas instalaciones de alta seguridad del Penitenciario, este joven de 18 años es la primera persona que logra fugarse exitosamente.

Sin teléfono

La fuga de “Jota” desnudó una falencia en el sistema organizativo del Penitenciario. Según fuentes policiales, los efectivos del Servicio debieron salir a la ruta para parar un auto particular y pedirle el celular prestado para llamar al Comando y dar aviso de la situación. Los teléfonos del Penal están en oficinas que los encargados dejan cerradas con llave cuando se retiran de sus lugares de trabajo.

Comentarios

Otras Noticias