Masacre de Capilla de Rosario

“Estamos tranquilos porque tenemos pruebas contundentes”

La defensora de los Derechos Humanos y denunciante en la causa criticó el accionar de Monteros y dio su apoyo a Santos Reynoso.
martes, 07 de mayo de 2013 00:00
martes, 07 de mayo de 2013 00:00

Mirta de Clérici es una de las denunciantes de la causa por la masacre de Capilla de Rosario en agosto de 1974 y, una de las personas que, sorprendentemente, fueron acusadas por el abogado defensor de los ex militares, Lucio Monteros, de conformar una asociación ilícita para llevar a cabo una estafa procesal en el marco de esta causa.
En ese sentido, en diálogo con El Esquiú.com, la defensora de los Derechos Humanos manifestó que lo expuesto por Monteros “le causó gracia” y le pareció “bastante delirante”, respondiendo estas acusaciones a que “no están preparados y ven que no tienen posibilidades de ganar y seguir impunes por estos delitos de lesa humanidad”.
Clérici indicó que la defensa de los represores es consciente de que “hay muchas pruebas, y testimonios veraces y comprobables” de los sangrientos hechos en los que están involucrados sus defendidos y éste es, meramente, un mecanismo de defensa.
Con respecto a Carrizo Salvadores, uno de los imputados en la causa, Clérici sostuvo que en la investigación se tuvo pleno conocimiento de que el militar “fue uno de los ejecutores de los fusilamientos de la gente que se rindió, y que incluso a algunos los mató a culatazos él mismo.

“Delirio”

La militante destacó, a su vez, su total apoyo para el fiscal Federal Santos Reynoso, quien fue acusado por el abogado de ejercer su cargo ilegítimamente sin poseer un título habilitante. “Es un hombre de bien”, opinó sobre el funcionario judicial, y opinó que fue blanco de los “delirios” de Monteros.
Por otra parte, Clérici calificó de burdos los argumentos esgrimidos por la defensa en el inicio del debate y, en particular, destacó la necesidad de que Carlos Ezequiel Acosta sea juzgado en esta instancia con el resto de los represores, como, finalmente, decidió el Tribunal Federal.
“Fue brillante el desempeño de la querella y la alocución de Claudio Orosz, rebatiendo cada uno de los argumentos interpuestos por la defensa”, indicó. “Me pareció muy pobre el desempeño de Monteros”, opinó Clérici que, sin embargo, se mostró muy conforme por cómo se desarrolló la primera etapa del proceso judicial, para lo que vienen luchando conjuntamente con las asociaciones de Derechos Humanos desde hace 9 años.

Comentarios

Otras Noticias