Luego de una fiesta privada

Investigarán responsabilidades por la menor que terminó en coma

La joven señaló que en el lugar donde se intoxicó se pagaba entrada y vendían alcohol.
domingo, 23 de junio de 2013 00:00
domingo, 23 de junio de 2013 00:00

La adolescente de 14 años que terminó en coma alcohólico luego de una fiesta privada ya fue dada de alta y en base a su testimonio, la justicia buscará a los responsables de este episodio. Según trascendió, la menor indicó luego de ser atendida en el hospital de Niños Eva Perón, que no conocía a los organizadores del evento, el cual se organizó a través de la red social Facebook, sino que fue directamente luego de enterarse por dicho medio. La joven relató también que para ingresar al lugar había que pagar 30 pesos de entrada y que la venta de alcohol era indiscriminada.
Debido a que la realización de esta fiesta apuntaba principalmente a la concurrencia de menores de edad, la justicia interviniente se encuentra abocada a dar con los organizadores de la misma y aplicarles la sanción que corresponda, en virtud de cómo se desencadenaron los hechos.
Según trascendió, los propietarios del local de San Antonio, “Imperio”, habrían ido a visitar a la adolescente en su paso por el nosocomio.
La ley 3882 de protección al menor prevé importantes sanciones pecuniarias superiores a los 200.000 pesos o arrestos de hasta 20 días para estos casos.
En su artículo 15, se indica que se puede reprimir con las mencionadas sanciones al dueño, empresario, gerente o encargado de lugares en los que se efectúen reuniones o bailes de acceso público que permitan la concurrencia de menores de hasta 18 años sin la calificación previa de la autoridad competente. En este mismo sentido, el artículo 26 de la misma ley pena a quien venda, permita vender, pague o provea de cualquier manera a menores de hasta 16 años, bebidas alcohólicas, tabaco u elementos nocivos a su salud. Por el momento, las actuaciones se encuentran en manos de la justicia de menores, pero no se descarta que por cuestiones de competencia la causa pase a manos de alguna fiscalía.
Por lo pronto, el martes está prevista la revisión de las declaraciones de la joven y se pondrán en marcha nuevas medidas probatorias a los fines de esclarecer lo sucedido. Cabe recordar que a causa de la ingesta desmedida de alcohol en la fiesta clandestina, la joven perdió el conocimiento y debió ser retirada a bordo de una ambulancia. En principio fue revisada en el hospital de Valle Viejo, pero a causa de su delicada situación fue trasladad de urgencia hacia el hospital de Niños.
 

Comentarios

Otras Noticias